Para el PAR lo ocurrido con Santaliestra exige más que nunca diálogo y acuerdo, al que se niega el Partido Popular

Miguel Angel Usón, presidente intercomarcal del PAR del Alto Aragón, ha manifestado que ?la sentencia sobre Santaliestra, que anula nada menos que un acuerdo de Consejo de Ministros, pone en evidencia la responsabilidad del Gobierno central, por las irregularidades cometidas a causa de su talante de imposición y a que ha preferido provocar enfrentamientos, en una actitud que podría deducirse casi como intencionada.?

El Presidente intercomarcal del PAR ha recordado, ?las repetidas promesas de los gobiernos centrales sobre la regulación del río Esera. Entre ellas, quiero destacar a la anterior ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, que en Tamarite y en presencia de Pujol y Lanzuela ofreció hace casi seis años todas las garantías. También ha habido nuevas y recientes promesas desde la CHE y el Gobierno, tras la anterior sentencia de la Audiencia Nacional. Sin embargo, no se han producido más que incumplimientos y chapuzas, como han determinado los tribunales?.

Según Usón, ?desde el PAR respetamos las decisiones judiciales y el libre ejercicio de sus derechos por parte de todos? ya que ?el Partido Aragonés tiene plena convicción de que las obras hidráulicas requieren una voluntad de consenso y un trámite que observe cuidadosamente todos los requisitos legales y sociales?. En esta misma línea, ?lo ocurrido con Santaliestra exige más que nunca diálogo y acuerdo sobre la política hidráulica, al que se niega el PP?.

?El PAR -ha añadido Usón- es coherente con la posición que defiende desde hace 25 años: la regulación y aprovechamiento de los ríos, incluido el Esera, es clave para esta tierra y evitarán los trasvases. Por eso, no permitiremos que el futuro de Aragón y el Pacto del Agua sean las víctimas de esas promesas incumplidas y esas irregularidades. El Pacto del Agua no se está cumpliendo, pero eso es culpa sólo del Gobierno central, responsable de gestionarlo, no del propio Pacto?.

En concreto, el Presidente del PAR altoaragonés ha argumentado ?la imprescindible necesidad de regular el río Esera para asegurar el sostenimiento de una parte fundamental de la riqueza que genera el sector agrícola y ganadero aragonés, abastecida insuficientemente por los actuales embalses, y para posibilitar además otros suministros y aprovechamientos. Junto a ello, hay que tener en cuenta que también las regulaciones internas de los sistemas necesitan embalses en cabecera porque de otra forma no son viables sólo con las aportaciones de los canales?.

En conclusión, Usón ha reclamado ?que las regulaciones se realicen con la máxima agilidad, minimizando el impacto en todo lo posible, con voluntad de entendimiento, con plena seguridad en las cuestiones técnicas y especialmente, respetando al menos, todo cuanto dispone en espíritu y letra el Pacto del Agua acerca de la restitución, compensación y desarrollo territorial para las zonas afectadas por embalses, con acciones anticipadas o simultáneas a las obras de la pieza de regulación.?

Comentarios