La nueva sentencia sobre Santaliestra tensa las relaciones políticas en Aragón

Todas las formaciones políticas se han pronunciado en las últimas horas respecto a la decisión del Tribunal Supremo de anular las expropiaciones de terrenos previas a la construcción del embalse de Santaliestra. Mientras el Partido Popular pide que las demás formaciones cierren filas en torno a este proyecto, el resto de partidos temen por el futuro de esta regulación. Chunta Aragonesista critica al Gobierno de Aragón por, según sus propias palabras, ?lavarse las manos? en esta cuestión.

El Partido Popular no da por muerto el proyecto de Santaliestra. Se considera que la regulación del río Ésera ?sigue vigente? y se solicita que las fuerzas políticas aragonesas apoyen la obra.

Desde el Partido Socialista se apunta que este embalse ha entrado en ?vía muerta? y se exige responsabilidades políticas tanto a los anteriores como a los actuales responsables del Ministerio de Medio Ambiente por todos los varapalos jurídicos que está sufriendo el proyecto.

Izquierda Unida considera que esta regulación ?ha caído por los suelos? y pide responsabilidades políticas y soluciones para los afectados. Se plantean alternativas como la presa de San Salvador, balsas laterales, la mejora de las canalizaciones en la zona y el aprovechamiento del agua subterránea.

En el Partido Aragonés se manifiesta que las ?chapuzas? del Ministerio de Medio Ambiente ?ponen en juego el Pacto del Agua de Aragón?. Se añade que ?duele que, por actuaciones deficientes y chapuceras, se ponga en juego la credibilidad de inversiones importantes para esta Comunidad Autónoma?.

En cuanto a Chunta Aragonesista se critica duramente la calificada ?hipocresía del Gobierno de Aragón al intentar lavarse las manos y eludir responsabilidades tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo?. Se añade que esta sentencia constituye ?un serio toque de atención y una rotunda desautorización de la Confederación Hidrográfica del Ebro, del Ministerio de Medio Ambiente, del Consejo de Ministros y del Gobierno de Aragón?.

Comentarios