El IAM amplía sus prestaciones a las víctimas de malos tratos

El Instituto Aragonés de la Mujer del Gobierno de Aragón ha ampliado las prestaciones a las mujeres que hayan sido víctimas de la violencia. Además del asesoramiento jurídico que presta desde su implantación hace más de nueve años, a partir de ahora ofrecerá también un asesoramiento social a las mujeres que lo necesiten.

A través de su número gratuito, el Instituto Aragonés de la Mujer, en colaboración con el Colegio de Abogados, dispone de un servicio permanente para atender a aquellas mujeres que hayan sufrido una agresión sexual o un maltrato físico o psíquico grave. El IAM pone a disposición de estas mujeres un servicio de acompañamiento para presentar denuncia, dirigirse a un hospital o cualquier otra acción que se considere necesaria. Además, esta actuación se complementa con la asistencia social gracia a un acuerdo suscrito entre el IAM y el Colegio de Diplomados en Trabajo Social y asistentes Sociales de Aragón. Esta iniciativa no sólo pretende cubrir las necesidades legales y jurídicas, sino también ofrecer un servicio de asesoramiento social permanente. Para llevar a cabo esta iniciativa el Instituto Aragonés de la Mujer aporta más de 11.000 euros con cargo a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de este año. Este nuevo servicio será atendido por diplomados en Trabajo Social, previamente seleccionados por el colegio de Diplomados en Trabajo Social de Aragón, los cuales recibirán una formación previa sobre política de igualdad de oportunidades. Además, el IAM cuenta con otros recursos sociales como las casas de acogida y la teleasistencia. El servicio de las casas de asistencia está destinado a mujeres que han sufrido malos tratos o que padecen algún problema social grave. Actualmente, en Aragón hay dos casas de acogida en Zaragoza y otra en Huesca. Por otra parte, la teleasistencia está a disposición de las mujeres que son víctimas de malos tratos o de agresiones sexuales; el sistema consiste en un dispositivo de alarma que puede activar la mujer en una situación de emergencia poniéndose así en contacto con una central receptora.

Comentarios