El PP plantea en sus alegaciones al PGOU un desarrollo del casco urbano

Un total de 200 alegaciones se han presentado al Plan General de Ordenación Urbana, casi un centenar menos de las previstas en un principio por el gobierno local. De ellas, diecisiete pertenecen al Grupo Municipal Popular, quien ha centrado sus quejas en la necesidad de primar el desarrollo urbano.

Los populares pretenden que los cambios se centren en el casco urbano, sin olvidarse de los polígonos industriales pero relegándolos a un segundo lugar.

El grupo de la oposición considera que Las Harineras es un tema fundamental para la ciudad, pero que según está planteado en el Plan General de Ordenación Urbana es inviable. Según Pantoja, no se podrá desarrollar hasta que se realice la variante del Ferrocarril.

También en el centro urbano se encuentra el Casco Antiguo, al que le urge una rehabilitación. El PP plantea que, al igual que se ha hecho en otras ciudades como Zaragoza, se cree un compromiso político por el que una parte de los beneficios de cada convenio, tanto de suelo urbano como de suelo urbanizable, se destinen a la recuperación y a la rehabilitación del casco antiguo. Los populares no establecen la proporción de esos beneficios sino que aseguran se debe decidir entre todos los grupos políticos.

Una vez cerrado el plazo de presentación de alegaciones, que finalizó el pasado 2 de julio, debe realizarse el estudio de todas ellas. Además de los grupos políticos, también han presentado sus propuestas otros colectivos como los Colegios de Arquitectos, la Cámara de Comercio e Industria o la Asociación de Promotores y Constructores.

Además de las alegaciones, algunos grupos han mostrado su malestar ante el modo de llevar esta cuestión por parte del gobierno local como CHA, que ha considerado insuficientes los dos meses de plazo para la información pública. A este partido se ha unido el PP al criticar las prisas del consistorio por aprobar el documento.

Comentarios