¿Quién?

Cristina Pérez

Y aún habrá gente que pregunte. Seguro que en estos últimos siete meses han estado fuera de España y, estando fuera, no pusieron en ningún momento el Canal Internacional de TVE y, poniéndolo no estaban cuando lo de Operación Triunfo. Porque, mira que hombre ¡¡por dios!!. Preguntar que quiénes son esos Bisbal y Chenoa que vienen a Huesca. ¡¡Por favor!! Usted no es de este mundo. Vamos es como preguntar que a qué viene tanto fútbol últimamente o que qué pasó en Eurovisión. Eso se llama incultura general señor mio y no me refiero a saber donde nace el Ebro, no, sino a esa incultura que padecemos muchos que todavía no sabemos, qué fallo, si Bisbal y Chenoa serán novios o amigos y nada más.

Yo he hecho un cursillo acelerado para no quedar por tonta y, aunque no me siento mucho más lista, ya sé que mi preferido es Busta, que Manu tiene los ojos azules como el Newman, que Rosa es el paradigma de las dietas y que hay uno que se llama Javián al que las fans le regalaron una estrella con su nombre. Esto, que conste es para notable alto, porque me ha costado mis esfuerzos, no se crea.

Asi que cuando lleguen Bisbal y Chenoa a Huesca convendría que se informe antes para saber de antemano si, primero, le tienen que caer bien o mal y, segundo, si de antemano, cantarán bien o cantarán mal. Hay que ir con la mente predispuesta a entrar en este fenómeno de masas, para no sentirse en el ostracismo más absoluto. Para estar en la onda tiene que saberlo todo de Operación Triunfo. Ahora que si usted es de los que les gusta dar la nota...usted sabrá. Correrá el riesgo de que le tengan como un extraterrestre.

También le queda la opción de disimular, asentir y hacer como que lo sabe todo. Créame, a mi esto de usted, lo confieso, me pasa con el fútbol. Y lo paso fatal. No me entero, no se quién gana, quién puede ganar, quién debe perder...y con esta incultura, oiga, es que no se puede mantener hoy en día ninguna conversación. Así que haga el favor de no volver a preguntar- en público- quienes son Bisbal y Chenoa.

Comentarios