La huelga y otras "cosas"

Nuria Garcés

Ya perdonarán pero, a pesar de lo que estos días nos están machacando los sindicatos sobre la necesidad de secundar la huelga general, no estoy yo muy centrada. Y es que, nos encontramos en unas fechas llenas de acontecimientos, de tensiones, de novedades... y claro, uno tiene la mente puesta en la huelga, pero en otras cincuenta y dos historias más.

Pondremos unos ejemplos: a mí todavía me tiemblan las piernas (seguro que como a usted) desde que el domingo sufriera el partido de España en el Mundial. Vaya, que cierro los ojos y veo a Casillas, en horizontal, parando un penalti. Y ahí no acaba la cosa, porque el sábado se nos prepara otra igual (o peor, quién sabe), y nada menos que a las ocho y media de la mañana. O sea, ideal para empezar el fin de semana. A más de uno, más que quitarle el sueño el ?Decretazo?, se lo están quitando los chicos de Camacho.

Más. Llega el 4 de julio, y llega inexorable el concierto de los chicos de Operación Triunfo, Bisbal y Chenoa. Y parece que la venta de entradas va tan bien, que ya se plantean hacerlo en el campo de fútbol del Alcoraz. Me trae recuerdos del último concierto que vivimos en el Alcoraz, hace ya muchos años, en la gira ?Bienvenidos? de Miguel Ríos. ¿Se acuerdan?. Entre los nervios de unos y la nostalgia de otros... ya se pueden imaginar.

Y se acaba el curso para los peques de la casa. Hace ya unos días que sólo van a clase por la mañana, pero hasta eso se termina. Y desde el viernes, vacaciones. Entre fiestas fin de curso, graduaciones de los que cambian de nivel, etc., los padres están pensando dónde o a quién ?enchufan? a los pobres críos. Se admiten apuestas: abuelos, tíos, canguros, colonias urbanas...

Otro argumento. Entre la huelga del jueves y la fiesta del viernes, llega el verano. Y claro, hay ganas de ir a la piscina, que los niños se están poniendo ya pesaditos con el ir a chapotear, y preguntan que para cuándo. Y usted, que a lo mejor está sin depilar y pensando ?yo no puedo ponerme en bikini con estos pelos..., de dónde saco el tiempo para adecentarme un poquito?.

Y ya, si nos ponemos exagerados, hasta nos puede llegar a afectar el que queda poco más de mes y medio para San Lorenzo. Y quien más, quien menos, ya va pensando en las fiestas, en el diseño de la camiseta de este año, en los toros o en las juergas...

Yo no quisiera ser frívola, porque lo de la huelga, lo reconozco, es muy serio. Pero hay tantas cosas, además, en las que pensar, que no me extraña que en la calle no se viva precisamente un ambiente ?sindical pre-huelga?. Las encuestas lo dicen así, pero es que la realidad es tozuda, y en estos momentos, veraniega.

Comentarios