Cartas al director: Reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón

Crefco

A la Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) le encantaría que, como ha afirmado la Dirección General de Ferrocarriles en una nota de prensa con la que ha respondido a la denuncia realizada por esta Coordinadora de la paralización de un estudio sobre la rehabilitación del túnel ferroviario de Canfranc, indispensable para que la reapertura siga adelante, dicho estudio esté ya realizado. Pero le sorprende que no se haya conocido su licitación ni, en su caso, su encargo directo.

Si la Crefco envió una carta al ministro la pasada semana sobre este tema, es porque en el acta de la reunión celebrada en Burdeos el pasado 2 de mayo por el Comité de Seguimiento de los estudios complementarios para la reapertura de la línea Pau-Canfranc-Zaragoza, integrado por representantes de la Administración central, de la Región de Aquitania y del Departamento de Pirineos Atlánticos, se afirmó que, "según las informaciones recibidas, la puesta en marcha de estos últimos (los estudios relativos a la reparación, explotación y seguridad del túnel ferroviario internacional) lleva retraso; su resultado no será conocido hasta mediados de 2003".

Por lo que pueden ocurrir dos cosas: o bien el Ministerio de Fomento ha realizado el estudio con su propio personal y en secreto, no informando a su homólogo francés, o bien el estudio "que ya está realizado" al que alude en su nota es el "Estudio de alternativas de mejora del trayecto Sagunto-Zaragoza-Pirineo central", que hizo hace casi dos años la consultora Iberinsa. Estudio que no entraba en el detalle de las actuaciones a realizar en el túnel internacional y que, por supuesto, Crefco conocía, ya que incluso aportamos valiosa documentación a sus redactores, en el transcurso de una reunión celebrada en la Dirección General de Ferrocarriles.

Claro que aquellos eran tiempos en los que a Crefco todavía se la recibía en los despachos del Ministerio de Fomento, entonces dirigido por el Sr. Arias Salgado. Desde que lo hace el Sr. Álvarez-Cascos, no solo no nos recibe él ni deja que lo hagan sus directores generales, es que ni siquiera contesta a nuestras cartas. O lo hace, como en este caso, a través de los medios informativos. Que no se extrañe, pues, si carecemos de alguna información al respecto.

Por cierto, a Crefco también le hubiera gustado que, en su respuesta, el ministro de Fomento hubiera contestado a los interrogantes que le planteábamos en nuestra carta sobre los problemas que puede provocar la apertura del túnel de Somport este mismo año, sin que en el ferroviario, que será salida de emergencia de aquel, se hayan montado los nuevos raíles. "Las obras necesarias para implantarlos, que durarán varios meses ?decíamos en nuestra carta?, harán imposible la utilización de esta galería como vía de escape mientras duren. ¿Qué pasará entonces?: ¿Se asumirá el riesgo de que pueda producirse un accidente en el interior del túnel carretero sin disponer de salidas de emergencia?, ¿o se cerrará mientras duren los trabajos, desviándose el tráfico por el actual puerto? ".

Crefco es una modesta organización social, consciente de sus limitaciones, que ha criticado, y piensa seguir haciéndolo, las acciones y las omisiones de las administraciones públicas en un tema tan importante para los aragoneses como es la reapertura del ferrocarril de Canfranc. Lo hicimos, y muy duramente, con el Sr. Borrell y lo hemos hecho ahora con el Sr. Álvarez-Cascos. Con la misma libertad con la que le felicitamos por su enérgica actuación en el seminario interministerial celebrado en Tolosa en julio pasado, en una carta en la que le recordábamos nuestra petición de mantener una entrevista con él o con algún otro responsable del Ministerio. Por cierto, ésta es la única de nuestras misivas que ha merecido la respuesta del ministro, quien acusó recibo de nuestro elogio. Pero sigue sin querer vernos.

Comentarios