Emilio Eiroa: "el PAR no debe afrontar las próximas elecciones como un partido auxiliar de PSOE o PP"

Emilio Eiroa García nació en la localidad asturiana de Vegadeo en 1935 pero ya de muy joven se trasladó a Aragón. De los 14 a los 17 años vivió en Mora de Rubielos y Teruel. En Zaragoza se licenció en Derecho y Graduado Social. Está casado, tiene tres hijos, dos nietos y se dedica a la abogacía desde 1964, actividad que ha compatibilizado con la política. Fue fundador del Partido Aragonés. En él ha sido secretario de Prensa, de Organización, secretario general, presidente de la Mesa del Comité Nacional. Además ha ejercicio como teniente de alcalde y concejal del Ayuntamiento de Zaragoza, diputado autonómico en las cuatro legislaturas de las Cortes de Aragón, senador, presidente del Parlamento aragonés y presidente de Diputación General de Aragón desde 1991 a 1993 durante la coalición PAR-PP. Trabajó además en la sección de Tribunales del histórico diario Pueblo y fue fundador en 1975 de la revista ?Aragón 2000?. Aragón Press ha recogido sus impresiones.

Pregunta.-¡ Vaya currículum¡ Respuesta.- Pues sí, he hecho de todo. P.- Por bromear un poco, ¿ha plantado también un árbol y escrito un libro? R.- Si (ríe), he plantado un árbol y he escrito varios libros. P.-Ahora, tras casi 20 años en la vida política, se marcha. ¿Cómo se siente? R.-Un poco triste y orgulloso de lo que he tenido la oportunidad de hacer y vivir. Me ha tocado vivir lo más difícil de la Autonomía pero también lo mejor. Y, como las personas tenemos memoria selectiva, sólo recuerdo los buenos momentos y he olvidado los malos. P.- Dentro del partido, ¿cuál ha sido el puesto que más le ha gustado desempeñar? R.-En general me han gustado todos pero, en particular, me agradó especialmente ocupar la secretaría general porque implica mucho contacto con la gente. P.- ¿Repetiría en todos los cargos institucionales que ha ocupado? R.- Si volviese a iniciar mi vida política no me importaría repetir en todos porque todos son para mí motivo de orgullo y enriquecedores. Si pudiera repetiría aunque con la experiencia ya acumulada. P.-¿Qué hará el próximo jueves cuando por primera vez desde hace mucho tiempo no acuda a una sesión plenaria de las Cortes de Aragón? R.- No podré evitar recordar que mis compañeros siguen en las Cortes y me será muy difícil sustraerme al hecho de que están debatiendo asuntos de mi interés, aunque los seguiré por los medios de comunicación y acudiré como público en alguna ocasión. P.-¿Cómo afrontará sus nuevos cometidos en la Comisión de Control de Ibercaja? R.-El trabajo de la Comisión tiene que ver con el sentido común. Estoy muy satisfecho de que mi partido me designase para este puesto de confianza y también de la responsabilidad que supone la elección como presidente por parte de los miembros de ésta. Pondré en este cometido la misma ilusión que he puesto en los anteriores. P.- ¿Ha tenido usted más suerte en este sentido que sus compañeros en Caja Inmaculada, afectada por la Ley Financiera que quiere aprobar el Gobierno? R.-La Comunidad, estoy seguro, dará la batalla contra esa normativa. Los cambios que se pretenden son difíciles incluso desde el punto de vista estrictamente jurídico. P.-¿Seguirá trabajando suponemos en y por el PAR? R.- Continuaré en la Presidencia del Comité Nacional y tampoco renuncio a aconsejar ni dar mi criterio. Además agradezco profundamente al PAR la confianza que siempre ha depositado en mí y quiero responder a ella. "EL PAR DEBE SER MÁS AMBICIOSO" P.-En su opinión, ¿qué estrategia debería llevar a partir de ahora su partido? R.-El Partido Aragonés debería llevar una política más ambiciosa. Debería luchar por recuperar el techo electoral que tenía. Es una tarea complicada porque la competencia es mucha. El PAR tiene que asumir y salir a la carrera electoral pensando que puede ser el centro de la vida política aragonesa. No tiene que afrontar la contienda electoral considerándose auxiliar del Partido Socialista o el Partido Popular. P.-¿Cuál es, a su juicio, el principal cambio o estímulo que necesita el Partido Aragonés? R.- El PAR tiene que ser como ha sido siempre, mantener su trayectoria defendiendo la autonomía, el agua y un tipo de educación. La sociedad ha tenido tiempo de valorarlo. Hay que recordar además que es quien tiene absoluto interés en la Comunidad Autónoma ya que buena parte del resto de las formaciones están supeditadas a los intereses nacionales. P.- En mayo de 2003 se celebrarán las próximas elecciones autonómicas, ¿qué panorama dejarán? R.-En los próximos comicios se pueden repetir resultados de anteriores citas electorales ya que además la última etapa ha servido para recolocar a las distintas opciones políticas. "CHUNTA NO ES RIVAL DEL PAR" P.-¿Y qué me dice de la posible lucha por el voto con Chunta Aragonesista? R.- Chunta no es rival del PAR. Nosotros tenemos electores en todos los sectores. Además las campañas electorales no tienen porqué ser ni duras ni radicales. La sociedad prefiere el enfoque positivo que el ataque a los demás. P.- Si tras las próximas elecciones fuese necesario un pacto, ¿sería posible con el PP? R.- El Plan Hidrológico Nacional, el agua es una cuestión muy sensible en Aragón. El Partido Popular tiene que darse cuenta de que lo que ocurre en esta tierra es un sentimiento de la propia sociedad. Aragón ha sido solidario pero no se puede imponer a los aragoneses una fórmula en la que la Comunidad Autónoma no ha participado. El principal error del PHN es haberlo hecho sin diálogo y negociación. P.-¿Cómo ha funcionado en su opinión el pacto con el Partido Socialista? R.-Los pactos entre partidos dependen más del respeto a las discrepancias y de las personas que los aplican que de las ideologías. Aunque en principio el acuerdo PSOE-PAR fue acogido con reticencias, ha existido y existe un entendimiento positivo y ha habido menos dificultades que en la última coalición con los populares. P.- Hay rumores de que el PP habría ofrecido ya al PAR un pacto post-electoral con reparto de cargos incluidos, ¿qué hay de cierto en ellos? R.- Los rumores siempre van por delante de la realidad. P.-Como fundador del PAR, ¿cuáles cree que han sido los aciertos y errores que se han cometido en su trayectoria? R.-El PAR ha tenido grandes aciertos y algunas equivocaciones como la coalición con el Partido Nacionalista Vasco en las elecciones europeas de 1994, algo que siendo legítimo la sociedad aragonesa no entendió y cuyo pago se extendió hasta las elecciones de 1999. Se nos asoció a cuestiones hacia los que la sociedad española y aragonesa estaba muy sensibilizada y algunos partidos políticos se aprovecharon de aquello. Incluso en algunos ámbitos del PAR resultó una medida poco entendible. Entre nuestros logros yo destacaría el impulso autonómico, la defensa del agua o la cultura del pacto. El PAR ha dado estabilidad a muchos gobiernos y ha sido pionero de la concertación social y del entendimiento en ejecutivos de distinto signo político, uno de los valores a los que ahora puede agarrarse como partido nacionalista de amplio espectro. P.-Una cuestión más, ¿veinte años en política son nada o mucho? R.- Veinte años de política parlamentaria es prácticamente una vida. En ellos he visto la transformación de la sociedad y de Aragón y crecer el sentimiento de orgullo de lo aragonés y la ilusión por el futuro. Los partidos debemos encauzar esas ilusiones a través de proyectos viables y del entendimiento. P.- Y una más para terminar, ¿qué se ha dejado en el ámbito personal en este tiempo que ahora espere recuperar? R.- Pues dejas el sacrificio en la familia, aunque la mía ha sido muy comprensiva porque siempre he estado muy ilusionado con el trabajo político. Intentare compensarles a hora. A mis hijos ya no puedo pero sí a mis nietos.

Comentarios