Huesca celebra la prórroga de medicina

El Consejo Social de la Universidad daba en su última reunión un apoyo unánime a la continuidad de los estudios de Medicina en Huesca con la condición de que, en el curso 2003-2004 el primer ciclo de esta especialidad sea transformado en una licenciatura completa en la rama biomédica.

Toda la ciudad se congratula de este final feliz, ya que el panorama hace tres meses no era en absoluto favorable a los intereses de Huesca. Desde 1996 se conocía que el primer ciclo de medicina comenzaba a desaparecer en el próximo curso, pero nadie en las instituciones se ha preocupado por parar este proceso hasta que se ha visto de cerca la amenaza de la desaparición.

Con la llegada a la Consejería de Educación y Ciencia de Eva Almunia, y con la intercesión del Ayuntamiento de Huesca, se entra en negociaciones con la Universidad y se estudian todas las posibles salidas técnicas y legales para poder paralizar, en tan poco espacio de tiempo, lo que marcaba el decreto del 96. además eso había que hacerlo sin herir susceptibilidades, en especial las de la Facultad de Zaragoza, y sin llegar a enfrentar a la DGA con la Universidad. Primero se pide un informe a la Junta de Gobierno de la Universidad sobre la posibilidad de que Medicina continúe en Huesca, un informe que resulta ser negativo, pero deja la puerta abierta, con matices, a otras posibilidades.

Pero el escollo fundamental era el Consejo Social de la Universidad, un organismo cuya postura era vinculante para el Gobierno de Aragón. Por tanto era necesario ganarse a su miembros con una propuesta que, al mismo tiempo, recogiera las aspiraciones de Huesca y consiguiera los apoyos de la parte social y académica del Consejo. La propuesta era detallada por el Director General de Enseñanzas Superiores de la Consejería de Educación y Ciencia y consiste en que Medicina continúe en el campus de Huesca mientras no haya un recambio materializado en una carrera completa en la rama biomédica. Además de la propuesta el Director General aporta la financiación suficiente para que la medida sea viable, un extremo que terminaba siendo determinante para los representantes de la universidad.

Hoy la ciudad se congratula del final feliz de esta complicada historia y el Alcalde de Huesca, Fernando Elboj, quería reconocer el trabajo realizado por al Consejera, Eva Almunia, por el Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte, Fernando Soteras, el esfuerzo negociador de la Presidenta del Consejo Social, Angela Abós y la buena voluntad mostrada en todo el proceso por el Rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz.

Una vez el Gobierno de Aragón tenga en su poder el dictamen favorable del Consejo Social de la Universidad será el momento de proceder, por parte de la Consejería de Educación y Ciencia, a la implantación del nuevo plan de estudios de Medicina en el campus de Huesca. Un proceso que el Ejecutivo Autónomo deberá agilizar, ya que el próximo día 10 se reúne el Consejo de Universidades para determinar las plazas de todas carreras universitarias, también las de medicina. Si no se llegara con los trámites completados a esa fecha la continuidad de medicina, por una cuestión técnica, quedaría en el aire.

Fernando Soteras se mostraba especialmente satisfecho por la postura adoptada por el Consejo Social de la Universidad, ya que desde su departamento se ha luchado en los últimos años en soledad, apuntaba, por que la ciudad no perdiera unos estudios con 28 años de historia.

Ahora hay que determinar el recambio de Medicina, la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte ya propuso en su día que Odontología era una opción interesante. Además existe una memoria académica y económica de la carrera ya redactada por la Mencionada Facultad.

Comentarios