Firmas de renombre, reto de la Feria del Libro de Huesca para el año 2003

Conseguir firmas de renombre es el gran reto que se ha propuesto la Asociación de Libreros para próximas ediciones de la Feria del Libro de Huesca, algo complicado dada la competencia que se ejerce desde otros certámenes como el de Madrid. En este año el tiempo ha sido el principal enemigo de la Feria, ya no sólo por la lluvia, habida en algunos días, sino también por el frío y el viento que provocaban que la visita a los stands fuera bastante más incómoda. No obstante, el interés del público por las novedades editoriales ha sido importante.

A la lluvia que todos los años perjudica los intereses de la Feria del Libro se ha sumado, en esta ocasión, el frío. Tras unos primeros días de buen tiempo y del interés que despertaron los premios Pedro Saputo, las incomodidades atmosféricas de la semana central de la Feria perjudicaban las ventas, sobre todo por las tardes.

No obstante, eran muchos los interesados en conocer las novedades editoriales. Se espera que escritores de renombre puedan estar presentes en Huesca en próximas ediciones de la Feria del Libro. El handicap lo encuentran los libreros en la competencia que ofrecen otros certámenes como la Feria de Madrid.

En esta XIX edición de la Feria del Libro de Huesca, del 31 de mayo al 9 de junio, los principales títulos que se han vendido han sido ?La reina del sur? de Arturo Pérez Reverte, ?Los aires difíciles? de Almudena Grandes, ?Mercado de globalización? de José Luis Sampedro, y ?El guitarrista? de Luis Landero.

La Feria del Libro de este año ha contado también con numerosas actividades paralelas, desde representaciones teatrales, cuentacuentos, actuaciones folclóricas, concursos literarios,... elementos todos ellos que contribuyen a atraer al público oscense al mundo del libro.

La Feria del Libro de Huesca tenía también su apartado reivindicativo porque los libreros mostraban su inquietud por la política de venta de libros de texto en los propios centros escolares. Se intenta hacer ver al Gobierno de Aragón el varapalo económico que van a sufrir los empresarios de librerías.

Comentarios