Huesca busca su sitio en el sistema ferroviario español

La reordenación profunda que se está llevando a cabo en el sistema ferroviario aragonés debe suponer la mejora del servicio si se coordinan las políticas del Gobierno de Aragón, el Ministerio de Fomento y RENFE, ha dicho el Director General de Transportes, Jesús Sanchez.

Fomento está llevando a cabo dos grandes obras en la red de ferrocarriles. Una corresponde a la línea del AVE Madrid-Barcelona, la otra es la mejora y adecuación del corredor Zaragoza Canfranc. En este último caso se va a suprimir la actual electrificación para instalar una nueva catenaria. Además se colocará un tercer rail que permitirá la utilización de la plataforma para convoyes de ancho internacional y ancho ibérico.

Las obras que está llevando a cabo Fomento afectarán a partir del próximo domingo a los servicios ferroviarios eléctricos. El desmontaje de la recientemente inaugurada electrificación de la línea Tardienta-Huesca obligará a poner en marcha a partir del 17 de junio locomotoras exclusivamente de tracción diesel. Se trata de máquinas 592-200 que han sido remozadas y dotadas de un equipamiento superior incluso al que tenían los convoyes eléctricos que hasta ahora habían funcionado entre Huesca y Zaragoza. Además los servicios podrían sufrir un retraso debido a los trabajos de Fomento de entre 10 y 15 minutos en el viaje Huesca-Zaragoza.

La idea es que en el 2004 se haya normalizado la situación en este corredor y que RENFE entienda que hay que poner en marcha nuevos servicios y de calidad que devuelvan al tren el papel que debe jugar en la comunicación de viajeros Huesca-Zaragoza, ha dicho a Radio Huesca Digital el Director General de Transportes.

Sánchez también ha explicado que el Gobierno de Aragón ya se ha puesto en contacto con RENFE y va a encargar un estudio de la afección en determinas comarcas de la puesta en marcha de la línea del AVE. Es conocido que en 2004 los grandes líneas, Intercitys y Talgos que pasan por Tardienta y Monzón, utilizarán las línea del AVE, con lo que dejarán de parar en las mencionadas estaciones. El Gobierno de Aragón está intentando, en colaboración con RENFE, solucionar los problemas que pueda acarrear este reordenamiento futuro.

A pesar de estas problemas el Director General de Transportes es optimista respecto al futuro ferroviario Altoaragonés, y está seguro de que en el 2004 habrá una mejora generalizada del mismo, pero para ello hay que trabajar en coordinación con Fomento y con RENFE.

Por su parte las plataformas de colectivos ciudadanos han mostrado su satisfacción por el esfuerzo negociador que está haciendo el Ejecutivo Autónomo. Ha señalado el Portavoz de la Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón, Luis Granell, que la Dirección General de Transportes está anticipándose a los problemas y está dando soluciones a los mismos.

Por su parte Benigno Blanco, Secretario de Estado del Ministerio de Fomento, ha explicado en el Senado el Plan de infraestructuras del Ministerio 2.000-2007. En la comparecencia Blanco ha reiterado el compromiso de construir en Aragón un total de 600 kilómetros de vías de alta velocidad ferroviaria y de conectar con este sistema Zaragoza y Huesca.

Comentarios