La DGA aportará 850.000 euros más para el Palacio de Congresos y Exposiciones de Barbastro

A principios del próximo mes de junio podría firmarse un nuevo convenio entre el Ayuntamiento de Barbastro y el Gobierno de Aragón por el que el ejecutivo autónomo se comprometería a incrementar en 850.000 euros su aportación a este proyecto, que se fijaba inicialmente en dos millones de euros.

El Palacio de Congresos y Exposiciones es una infraestructura de gran importancia para la ciudad, que supone una inversión de cuatro millones de euros, financiados por la Unión Europea, el Gobierno de Aragón y el propio Ayuntamiento.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, ha señalado que el incremento de la aportación del Gobierno de Aragón ?permitirá al consistorio asumir con más facilidad la financiación de la primera fase de este proyecto?, que contempla la construcción del centro, y afrontar con garantías la segunda fase ?que consiste en la urbanización exterior y adecuación del entorno?.

Cosculluela ha confirmado además que las obras de construcción del Palacio de Congresos y Exposiciones podrían comenzar ?en el plazo de tres meses?, una vez que se derriben las antiguas naves de Campsa y se trasladen los servicios y almacenes municipales a las nuevas naves de protección civil que se construyen en colaboración con la comarca del Somontano y que, según Cosculluela, ?podrían inaugurarse a finales del próximo mes de junio?.

El futuro Palacio de Congresos y Exposiciones del Somontano estará basado fundamentalmente en dos espacios principales como son una sala de teatro, conciertos y exposiciones, que contará con 490 plazas y un escenario a la italiana de tal manera que en su día pueda tener telares y maquinaria escénica, y un espacio multiusos previsto para conciertos de rock, bailes o cenas multitudinarias.

Además, también está previsto un espacio habilitado para servicio de bar concebido para que funcione con autonomía y que sea en sí mismo un centro de animación, y que estará orientado hacia el río para que en el futuro el propio río Vero pueda convertirse en un elemento integrador y vertebrador de la ciudad.

Comentarios