Aragón y el resto de Comunidades Autónomas debaten el anteproyecto del nuevo IRPF

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado la convocatoria para este miércoles el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en el que están representadas todas las Comunidades Autónomas, con objeto de ofrecer a éstas información al detalle del contenido del anteproyecto de reforma de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de recoger sugerencias sobre el mismo.

El anteproyecto será aprobado el próximo viernes, día 31 de mayo, por el Consejo de Ministros para su remisión a las Cortes. El texto ha sido sometido al dictamen del Consejo Económico y Social, cuyo informe preceptivo se recibirá también esta misma semana. El anteproyecto lleva varias semanas en exposición pública y se ha hecho llegar a casi 300 asociaciones e instituciones.

El ministro, que hoy ha participado en la conferencia-coloquio "Del equilibrio presupuestario a las reformas fiscales" celebrada en la Universidad Francisco de Vitoria, ha asegurado que la reforma que se propone a las Comunidades Autónomas respeta, al igual que la de 1998, los ingresos de éstas, ya que no modifica su parte de la tarifa pues el Estado asume todo el coste de la rebaja. Las únicas modificaciones tendrán que ver con los ajustes necesarios para rebajar el número de tramos de 6 a 5.

Montoro ha recordado que "las políticas fiscales han jugado un protagonismo especial en el nuevo modelo de crecimiento económico". Este se caracteriza por compatibilizar una inflación baja con un alto crecimiento real del PIB, de forma que facilita la convergencia con Europa ya que el poder adquisitivo de los españoles está en el 83,4% de la media europea y el objetivo es llegar al 85% este mismo año.

Igualmente, el modelo económico ha permitido una importante traslación del crecimiento a la generación de empleo (más de 3.500.000 puestos de trabajo ganados y 3.700.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social desde 1995), alcanzar el equilibrio presupuestario en 2001 por primera vez en 25 años y expandir internacionalmente la economía española.

En este marco económico, ha subrayado el ministro de Hacienda, se han emprendido una serie de reformas tributarias, que, entre otras cosas, suponen una clara línea de apoyo a las empresas y, en especial, a las pymes.

IMPUESTO SOBRE LA RENTA

El proceso de consolidación fiscal ha ayudado a poner en marcha la reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. La primera parte de la misma, realizada en 1999, ha contribuido a impulsar el crecimiento económico y a crear empleo y, a la vista de sus resultados, se puede decir que se ha cumplido con los objetivos.

En 1999 y 2000, la renta disponible de los españoles se ha incrementado en 10.208 millones de euros (1,7 billones de pesetas), con una reducción media del impuesto de un 13,7% y de un 14,3% para las rentas de trabajo.

Cristóbal Montoro ha señalado que la reforma del IRPF emprendida ahora tiene como principal objetivo profundizar en la llevada a cabo en 1999 rebajando nuevamente el impuesto a todos los españoles e impulsando el crecimiento económico y la creación de empleo y dotando al sistema impositivo de más equidad y más eficiencia.

A través de esta reforma, se reduce el impuesto a todos pero especialmente a los españoles de menor poder adquisitivo; se apoya a la familia y se fomenta la natalidad; se mejora el tratamiento fiscal de las rentas del trabajo y se fomenta el empleo; se consigue una mayor neutralidad en la fiscalidad del ahorro y se avanza en la sencillez y en una mejor gestión del impuesto.

Comentarios