A una semana del inicio de las preinscripciones, Medicina no tiene asegurada su continuidad en Huesca.

Por segunda vez en pocos días el futuro de los estudios de medicina en Huesca será debatido en el Consejo Social de la Universidad. El Gobierno de Aragón quiere un respaldo firme de este organismo que asegure la continuidad de esta carrera en Huesca, mientras llega un recambio digno.

Existe voluntad política de dar continuidad a estos estudios, presentes en el campus oscense desde su constitución, hace ahora 28 años, pero la DGA no quiere que ello signifique entrar en confrontación con la Universidad. Es por eso que la Consejería de Educación y Ciencia pidió un informe a la Junta de Gobierno Universitaria sobre la reimplantación de estos estudios en el campus oscense ya que medicina cuenta con un nuevo plan de estudios en todo el estado. El informe fue negativo, aunque con algunos matices.

Ahora es el Consejo Social de la Universidad el que debe pronunciarse. En el último plenario del consejo se abordó este asunto, pero no se quiso proceder a la votación del informe, ya que no había suficientes apoyos. Eran mayoría los partidarios de la eliminación de medicina en Huesca debido ciertas ausencias de Consejeros, ha apuntado la Diputada Regional del PAR, Montserrat Costa.

Este martes la cuestión vuelve a figurar en el orden del día del Consejo, cuyo posicionamiento será definitivo para los intereses oscenses. Si el informe es positivo el Gobierno de Aragón tendrá las manos libres para decidir la continuidad de medicina en Huesca, de lo contrario, estos estudios tendrían sus días contados en la capital altoaragonesa.

La Presidenta del Consejo, Angela Abós, busca el consenso de todos los consejeros, conociendo que Huesca se juega mucho en la reunión de este martes. A este respecto espera hacer entender a todos los miembros de este organismo que no se puede eliminar de un plumazo unos estudios con tanta tradición y que han sido durante años uno de los dos pilares del campus de Huesca. Abós planteará que lo que se pide en Huesca es, más que la continuidad de medicina, la continuidad de unos estudios en la rama biomédica, que de momento son el primer ciclo de medicina y en el futuro serán transformados en otra carrera, quizá Odontología.

Con este posicionamiento Angela Abós espera poder limar, primero las dificultades técnicas que plantea la continuidad de medicina en Huesca, pero sobre todo, eliminar las reticencias que las peticiones oscenses encuentran en el seno de la Universidad de Zaragoza en general, y en la Facultad de Medicina de Zaragoza en particular.

Comentarios