La herencia universitaria

Luis Laiglesia

Dónde está la movilización social por la desaparición de medicina. Uno se pregunta por qué el pasado miércoles se organiza toda una paralización del sistema educativo público aragonés y el silencio es la respuesta a una agresión sin precedentes al campus de Huesca.

Dónde están los colectivos integrados en la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública. Dónde está UGT, dónde CCOO, dónde IU, el propio PSOE, y hasta la FAPAR.¿Es que la Plataforma no se levantarían en armas si se suprimiera de un plumazo cualquier aula, cualquier colegio?. El tema que nos ocupa es mucho más grave, hablamos de dar finiquito a uno de los dos pilares sobre los que se construyó el campus de Huesca, y ninguno de los mencionados colectivos, los que al final tienen la capacidad de movilizar a la comunidad educativa, han respirado en esta cuestión.

Me preocupa que nos movamos en exclusiva en función de lo que nos afecta directamente y no sepamos ver que se está jugando con nuestros intereses. Grave es que esto sea así, pero más grave es que pase sin que nadie en Huesca pestañee.

Si esta ciudad pierde medicina por nada y no hay una respuesta contundente será el principio del declive del campus de Huesca y todos seremos responsables de ello. La primera la propia universidad que no habrá sabido escuchar una demanda social, pero después cada uno de los agentes sociales amén de los 50.000 oscenses que habitamos en la capital. El problema es cómo se lo vamos a contar a nuestros hijos cuando quieran estudiar una carrera y no puedan hacerlo en Huesca porque no supimos defender lo que durante 28 fue nuestro.

Comentarios