Cáritas Barbastro-Monzón invirtió 660.000 euros durante 2001 en obras sociales

Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón ha presentado la memoria de actividades del año 2001, que supuso una inversión de más de 660.000 euros en programas de integración dirigidos a inmigrantes, toxicómanos y transeúntes y apoyo social a colectivos como la infancia y juventud, mujeres, mayores y minusválidos.

La partida presupuestaria más importante del pasado año, con más de cien mil euros, se destinaba al programa de minorías étnicas e inmigrantes, que, según ha señalado el delegado pastoral en Cáritas, José María Garanto, ?supone la acogida y atención primaria a este colectivo y apoyo en gestiones administrativas, bolsa de empleo y mediación en búsqueda de alojamientos?.

Cáritas destinó también cerca de noventa mil euros al programa de empleo e inserción a través de talleres motivacionales para mujeres, talleres específicos de inserción socio-laboral de minusválidos y el programa regional ?A todo trapo?. Garanto indicaba que el área social, ?con programas de ayuda a la infancia, los mayores y las mujeres?, ha tenido una especial importancia y ha supuesto una inversión de más de doscientos mil euros.

Otros ámbitos en los que Cáritas ha trabajado durante el último año ha sido el programa de acogida y ayuda a familias en ámbitos como la salud, vivienda, educación o trabajo, y el servicio de prevención de toxicomanías con un proyecto que, tal y como explicaba José María Garanto, se compone ?de sesiones informativas, teléfono de atención 24 horas, charlas, formación y servicios jurídicos y de integración socio-laboral?.

Por último, dentro del presupuesto también se incluyen otros programas como el de formación del voluntariado, campañas de comunicación, cooperación internacional y campañas de emergencias, a los que se han destinado más de ciento cincuenta mil euros.

Comentarios