El éxito del festival de la Oralidad asegura su continuidad

La III Edición del Festival de la Oralidad, ?Huesca es un cuento?, ha cosechado un importante éxito que asegura su continuidad en el tiempo. A lo largo de una semana, los oscenses se han sumergido en el mágico mundo de los cuentos a través de historias mitad reales, mitad ficticias contadas por narradores que han tratado de dar su propia visión del mundo de la fantasía y del cotidiano.

Este año el festival ha contado con la presencia de narradores orales aragoneses como Oswaldo Pai, Cristina Lartitegui o Teresa la Bruixeta, así como con artístas consolidados procedentes de diversos puntos de la geografía española como Tim y Casilda, Pep Durán o José Luis Esteban. La principal novedad ha sido la actuación de los madrileños La excepción ke confirma la regla que, a través del rap, han ofrecido un espectáculo a medio camino entre la modernidad y la narración tradicional.

El Centro Cultural Matadero, el Museo Provincial o la Feria del Libro han acogido las sesiones para todos los públicos y para adultos, mientras que la ya tradicional Cueva de los Cuentos, en la Plaza Fueros de Aragón, era el escenario en el que se desarrollaban las historias para niños.

Uno de los platos fuertes de festival ha sido el debate en el que se analizaron las leyendas urbanas de la mano del periodista valenciano Antonio Ortí, especialista en este tipo de narraciones y el miembro de la gestora educativa y cultural navarra Fira, Luis Arizaleta.

El festival, a lo largo de sus tres años de vida, ha sido testigo del incremetno gradual de público de todas las edades hasta encontrar unos espectadores fieles y propios.

La próxima edición mantendrá la fórmula de continuidad que le caracteriza pero con un mayor desarrollo de la parte teórica del arte de contar historias

Comentarios