El Pirineo necesita agua

El Pirineos aragonés arrastra un importante déficit hídrico. El mes de mayo se ha cerrado en Jaca con un 40% menos de precipitaciones que la media de los últimos 30 años. En lo que llevamos de año se han recogido 104 litros de lluvia por metro cuadrado menos que en los últimos años. A esto hay que añadir que en Jaca, en los meses de noviembre y diciembre tuvimos el 79% menos de precipitaciones, que la media normal.

Con todo esto podemos hacer un balance negativo de la situación hídrica, que se pone de manifiesto en el escaso caudal que llevan las fuentes y los barrancos. En el pirineo no es habitual que a un otoño seco siga un invierno con escasas precipitaciones. La situación de este año es comparable al periodo del año 88 y 89.

Según los datos del Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca, la temperatura media del mayo ha sido de 12 grados. En cuanto a precipitaciones han caído 56 litros de lluvia por metro cuadrado. La media mensual de los últimos 30 años es de 93 litros por metros cuadrado.

LA RESERVA DE AGUA DE LOS EMBALSES DE LA CUENCA DEL EBRO SE ENCUENTRA EN EL 73,4% DE SU CAPACIDAD

Los embalses de la cuenca del Ebro se encuentran en el 73,2% de su capacidad. La reserva de agua embalsada es de 4.776 hectómetros cúbicos. En la misma semana del año pasado ésta era del 87,5% del total, con 5.692 hectómetros cúbicos.

El promedio del periodo entre 1997 y 2001 para esa semana es de 5.579 hectómetros cúbicos, cifra que en la actualidad no se supera. El mínimo de estos últimos cinco años en esta semana corresponde al año 1999 con 5.335 hectómetros cúbicos de capacidad de los embalses de la Cuenca del Ebro.

Comentarios