Cartas al director: Elecciones

Javier Palacio

Según un estudio realizado por el prestigioso periódico francés Le Monde, una de las causas del aterrador volumen de votos que consiguió el energúmeno de Jean Marie Le Pen en las elecciones presidenciales tuvo que ver con la cobertura que la televisión del país vecino vino dando sobre la delincuencia asociada con la llegada de inmigrantes. De un tiempo a esta parte los informativos de televisión galos (y me temo que se pueden observar indicios de que lo mismo sucede con los de este país) se han dedicado a subrayar noticias sobre crímenes, palizas y actos delictivos en general relacionados con inmigrantes.

Estamos ante un fenómeno cuyo tratamiento mediático exige una delicadeza muy especial. Seríamos unos ingenuos bienintencionados si pensáramos que el veneno de la xenofobia es incapaz de cultivarse por estos lares: tan sólo basta escuchar conversaciones de bares y cafeterías para comprobar que en estas apacibles tierras oscenses también cunde la aversión hacia el extranjero pobre (al rico se le dedican todo tipo de loas, genuflexiones y parabienes sea cual sea su color de piel), y me temo que cada día más. Huesca es en estos momentos empieza a tener un nivel considerable de inmigración, y ya se oyen bastantes voces que claman al cielo porque aquí se dan demasiadas facilidades al inmigrante.

Nunca se dan demasiadas facilidades a quien no tiene nada. Trabajadores sociales, organizaciones no gubernamentales e instituciones públicas saben que los que llegan buscando una vida mejor quieren trabajo y no ayuda. Habrá quien se sirva de la picaresca y abuse de esas ayudas, pero comparando su picardía con la que se estila en las alturas, y todos sabemos de lo que hablo, lo suyo no pasa de ser un pecado menor. Y atención al estudio realizado por Le Monde, porque vamos por ese camino.

Comentarios