Licitadas las obras de modernización del riego en San Juan de Laluenga.

El Boletín Oficial del Estado ha publicado un anuncio de la empresa pública SEIASA del Nordeste, licitando las obras del proyecto de modernización de la Comunidad de Regantes de San Juan, correspondiente a la localidad de Laluenga. En concreto, se trata de construir un embalse de regulación, una estación de bombeo y la red de distribución para optimizar el uso del agua en esta comunidad. El presupuesto base de licitación supera los 4,6 millones de euros. Las obras fueron declaradas de interés general a finales de 1999.

Las obras consistirán en el cambio de riego a pie por riego a presión, consiguiendo un uso más racional de agua y disminuyendo su consumo. Se captará el agua de la Acequia de Terreu y se transportará hasta dos balsas de regulación interna. Desde allí se llevará hasta los hidrantes, que serán controlados de forma automática. Los regantes afectados son 122 y la superficie de mejora, 859 hectáreas de terreno.

Actualmente, la Comunidad de San Juan riega en total una superficie que supera las 1.400 hectáreas de los términos de Laluenga, Fornillos, Peraltilla, Laperdiguera y Berbegal. Aproximadamente la mitad riega ya por aspersión y el resto se transformarán con el proyecto que se licita ahora. Estas obras fueron declaradas de interés general por la Ley 55/99 de medidas fiscales, administrativas y del orden social, lo que supone implícita la declaración de utilidad pública y la urgencia a los efectos de ocupación de los bienes afectados.

La financiación de la obra supone una operación a 50 años en dos fases. Hay una primera aportación de los regantes del 33% del presupuesto, mediante un crédito bancario a devolver en 25 años. El otro 67% que ahora adelante la empresa pública SEIASA del Nordeste, será devuelto en los 25 años siguientes. La recuperación de la aportación de la citada sociedad se efectuará mediante el establecimiento de tarifas, según se indica en el convenio suscrito. Los retornos europeos serán a descontar de la deuda con la SEIASA del Nordeste.

En concreto, se propone tomar agua de la Acequia de Terreu y llevarla a una balsa a construir junto a esta arteria hidráulica, de unos 25.000 metros cúbicos de capacidad. Posteriormente se elevaría el agua a una segunda balsa situada por encima de la zona regable, en este caso con una capacidad en torno a los 80.000 metros cúbicos. Desde allí se dominaría una zona de 859 hectáreas. Igualmente, se transformaría en aspersión el riego de 610 hectáreas. Con estas actuaciones se conseguiría una mayor autonomía en la distribución del agua, ajustando consumos y evitando pérdidas de caudal por diversas contingencias, como averías en la red principal o cambios meteorológicos, por ejemplo.

Comentarios