Cartas al director: Los montañeros desprotegidos

Ecologistas en Acción

El Pirineo es una cordillera frágil, sobre la que penden muchas amenazas, fundamentalmente la presión turística. De alguna manera hay que frenar la masificación que se produce en algunos espacios naturales, si no queremos que desaparezcan para siempre las especies propias e irrepetibles que viven en nuestra cordillera.

Por este motivo, desde Ecologistas en Acción no entendemos las movilizaciones de la Federación Aragonesa de Montaña (FAM) previstas para mediados de junio para protestar por las supuestas restricciones en espacios protegidos. A nuestro entender dichas restricciones son prácticamente inexistentes y en todo caso apenas afectan a la práctica del montañismo y la escalada, es más, que se prohíba la escalada en la cara norte del Monte Perdido (única restricción argumentada por la FAM) u en otras paredes donde habitan especies sensibles, la mayoría de ellas responde a una necesidad científica e irrefutable para la conservación de esas especies.

En Ecologistas en Acción no podemos entender las duras manifestaciones que se emiten desde la FAM contra los espacios protegidos. Personas que aman el monte y la naturaleza deberían ser las primeras en exigir que aumentaran la superficie sometida a protección.

De la misma manera, que echamos de menos esas mismas movilizaciones por parte de los ?montañeros? para graves amenazas que penden sobre nuestros valles pirenaicos como son los embalses, la ampliación de las pistas de esquí, Jaca 2010, autovías y trenes de alta velocidad.

A nuestro entender la FAM está hablando más como una empresa turística de alto nivel, que desea explotar los frágiles ecosistemas de montaña, con nuevas instalaciones hoteleras en diferentes valles del Pirineo, que como verdaderos montañeros. O al menos han perdido ese espíritu de montañerismo que muchos de nosotros conocimos hace veinte años cuando empezábamos a salir al monte.

Esperamos llegar con esta carta de opinión a ese espíritu conservacionista que debería permanecer en toda persona federada en Aragón, y que ya era impulsado por los primeros pirineístas hace doscientos años, para que reflexione sobre la actitud combativa que ha adoptado el equipo directivo de la FAM.

En un año que se celebra el Año Internacional de las Montañas no caben actitudes contrarias a la conservación de estos espacios.

Desde luego que no cuenten con nuestro movimiento para apoyar esas manifestaciones contra los espacios protegidos.

Comentarios