La Asociación de Viudas Doña Sancha reivindica una pensión del 70% sobre la base reguladora

Las cinco asociaciones de Viudas del Alto Aragón celebran, el próximo sábado 25, un encuentro provincial en Barbastro para incidir en sus reivindicaciones y exponer la problemática a la que se enfrenta este colectivo. Su exigencia principal es lograr una pensión del 70% del salario del cotizante.

La viudedad está ligada, además de a las dificultades emocionales, a las económicas, que deben afrontar más de 13.000 mujeres en el Alto Aragón. Para divertirse y compartir sus problemas, muchas de ellas se reúnen periódicamente en alguna de las cinco asociaciones de la provincia, que se encuentran en Huesca, Barbastro, Binéfar, Fraga y Monzón.

La Asociación de Viudas Doña Sancha de Huesca, que cuenta con 140 socias, reivindica una serie de medidas que les permita salir de la precaria situación a la que se enfrentan.

Además, la asociación también pide que se incluya a las viudas que no cuenten con ningún ingreso propio como tercer grupo en las no contributivas, que se cree un fondo social para dar protección a los huérfanos y ayudar a la formación de aquellas que pretendan volver al mercado laboral.

Las pensiones que reciben del estado varían mucho, pero la mayoría oscila en 50.000 pesetas, la mitad aproximadamente del sueldo o pensión que cobraba el marido. Pilar Pereira señala la dificultad de llegar a final de mes con tan poco dinero.

Las actividades a las que se dedican este tipo de asociaciones varía dependiendo de las edades y los intereses de sus miembros. La Asociación de Viudas Doña Sancha se reúne semanalmente, organiza charlas culturales y realiza una labor de voluntariado en la Cruz Roja y en la lucha contra el cáncer.

Comentarios