El Gobierno de Aragón fomenta la raza ovina Ansotana

El Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón trabaja en la recuperación y fomento de la raza ovina Ansotana, una raza originaria de los valles pirenaicos de Ansó, Hecho y el río Aragón que durante mucho tiempo ha gozado de un gran valor histórico y cultural y que ahora está en grave riesgo de extinción.

Los investigadores del Servicio de Investigación Agroalimentaria (SIA) del Gobierno de Aragón trabajan desde hace dos años en un proyecto de caracterización y conservación de la raza Ansotana, con financiación parcial del Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA).

La raza Ansotana podría ser uno de los representantes más antiguos de un grupo primitivo de ovinos blancos que se estableció en el Pirineo y que, posteriormente, pudo originar la raza Rasa Aragonesa al asentarse en las tierras bajas de la cuenca Mediterránea.

Hasta la década de los 50, la raza Ansotana estaba difundida por toda la provincia de Huesca. En realidad, hasta esa época, los dos principales tipos de corderos que podían encontrarse en Aragón eran de raza Merina ?importados de Andalucía y Extremadura?y de la raza Ansotana.

En la década de los 70, había unos 65.000 ejemplares. Posteriormente, la incorporación de otras razas, la despoblación del Pirineo y la influencia de tratantes de ganado que desprestigiaron la producción de corderos de esta raza produjo la drástica disminución del censo.

Actualmente, hay censadas unas 700 ovejas de raza pura repartidas en rebaños multirraciales, propiedad de ganaderos próximos a la jubilación. Con el fin de preservar este material genético, el Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón adquirió un pequeño rebaño de 60 cabezas, que se mantiene en las instalaciones del SIA.

Tras dos años de trabajo en el proyecto de caracterización y conservación de la raza Ansotana se ha obtenido semen y embriones para la conservación de la raza, se ha establecido el prototipo racial y se ha creado la Asociación de Criadores de Ovino Ansotano (ACOAN). Además, se ha realizado un amplio censo en toda la Jacetania, se han marcado las ovejas y se han iniciado las gestiones para la creación del Libro Genealógico. Además, se ha incluido la raza en el Catálogo de Razas en Vías de Extinción.

Asimismo, se ha puesto en marcha un plan de recuperación mediante la aportación de las ayudas institucionales del Gobierno autónomo. Esta actuación ha posibilitado la multiplicación rápida del censo mediante técnicas modernas de reproducción programada (inseminación artificial y transferencia de embriones) y programación de reparto de sementales entre los productores de raza pura para impedir la cosanguinidad.

Con estas actuaciones, se pretende identificar todos los animales existentes, hacer un programa de conservación de los gametos, multiplicar la raza y estudiar sus características productivas. Todo ello con el fin último de conservar esta raza que forma parte del patrimonio zoogenético aragonés y recuperar y potenciar la producción del cordero Ansotano que tanta difusión tuvo hasta mediados del siglo XX.

Comentarios