Cartas al director: La viga en ojo ajeno

Azucena Lozano Roy Concejala-portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Huesca

Que la Educación es un pilar básico para cualquier política y en especial para los partidos de izquierda, es algo incuestionable. Que en un pacto de gobierno hay cosas a las que se debe renunciar en beneficio del gobierno, es obvio. Que es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio, viene ya de antiguo.

Comprendo y comparto que IU en Huesca esté enfadada con sus compañeros de Zaragoza por la concertación de la enseñanza infantil. Comprendo y comparto su deseo de romper el pacto en la DGA porque la Educación es un tema fundamental. Pero no todos tienen la misma legitimidad para escenificar su descontento.

Cuando se ha estado presidiendo un área de gestión como la de Urbanismo con posibilidad de decidir sobre políticas sociales de suelo y vivienda, de respeto y recuperación de Patrimonio Histórico y Cultural, de recuperación del Casco Antiguo, por ejemplo, y sus decisiones han ido encaminadas a fomentar la especulación con el suelo a base de recalificaciones intemporales y abusivas, a permitir el mayor acopio de beneficio económico con vivienda libre (las protegidas vienen de convenios anteriores a su gestión), cuando toda intervención en un Bien de Interés Cultural es poner una valla por si se cae algún trozo y el dinero destinado a intervenir en el Casco Antiguo se lo gasta en el Edificio del Ayuntamiento, ya no se está tan legitimado para hacer alardes.

Cuando se ha participado de la decisión de dejar a Huesca sin Escuela de Turismo (también esto es Educación), cuando se han cubierto dudosas gestiones económicas como en Periferias o la Feria de Teatro, cuando se permite que se "externalicen" servicios sociales básicos como la Casa de Acogida o que desaparezcan otros como el Proyecto Ronda 2000 o su continuación, ya hay que quedarse callado.

Comprendo que la sangre hierva por dentro y el cuerpo les pida salir a la calle a gritar por la Escuela Pública. Por favor, pidan también, como lo hacían antes, por el derecho al acceso a una vivienda digna, contra los caciques y especuladores, por el compromiso de la Sociedad con las mujeres maltratadas y con el resto de los que sufren exclusión económica o social, por la descentralización universitaria...

Comentarios