Decisivo fin de semana para el fútbol altoaragonés.

En la 2ª división B, el Binéfar tiene la última final ante la Gramanet. El conjunto de Paco Rua puede conseguir una victoria que le aseguraría la permanencia en la categoría un año más. Incluso, dependiendo de otros resultados, un empate podría ser suficiente. En el conjunto celeste hay muchas ganas de poder certificar la salvación ante una afición que ha sufrido durante el año, aunque tal vez menos de lo esperado. El Binéfar, con el presupuesto más bajo del grupo, ha demostrado que con una buena planificación deportiva se puede estar en la categoría de bronce del fútbol español, a pesar de los problemas que siempre tienen los equipos aragoneses para mantenerse. Será la quinta temporada del Binéfar en la 2ª B, lo que será un récord en toda su historia.

En tercera división, la emoción se mantiene en la parte baja de la tabla. Sariñena, Sabiñánigo y Lalueza se la juegan en las dos últimas jornadas. Quien peor lo tiene es el conjunto de Agustín Peralta, que se enfrenta al Fraga y Casetas, y además no depende de sí mismo. En la parte alta de la clasificación, los fragatinos de Juan Carlos Oliva pueden ser campeones este domingo.

En la regional preferente, el Monzón puede conseguir el ascenso a la tercera división. Los de Luis Elcacho se lo juegan en el difícil campo de La Fueva. Es una de las primeras oportunidades del equipo montisonense para poder retornar a la tercera división. También lo tiene francamente bien el Jacetano, que también está a un paso del ascenso. En la pelea por evitar el descenso están el Biescas y el Peñas Oscenses en el grupo I y el San Lorenzo, Belver, Pomar y Peralta en el grupo II siguen estando en una posición muy complicada, si bien el panorama se ha despejado para algunos de ellos.

Comentarios