Cano Lasso propone un multiusos más barato y más grande.

Cano Lasso pide un aumento presupuestario del 14% para el Multiusos y el aforo pasa de 500 a 700 personas. Diego Cano Pintos, el redactor del Multiusos, una vez que el Equipo de Gobierno Municipal había decidido prescindir de su gabinete de arquitectos, enviaba un fax al Consistorio solicitando una reunión con todos los grupos municipales, incluida la oposición, para exponer su nueva propuesta en la que rebaja 170 millones de pesetas, un millón de euros, sus pretensiones económicas.

Las últimas horas han supuesto un sube y baja para el proyecto del multiusos. El tripartito decidía el miércoles a última hora rescindir cualquier relación contractual con Cano Lasso, decisión que se tomaba sobre la base del aumento presupuestario solicitado en primera instancia por los redactores del proyecto. A última hora, y por sorpresa, los arquitectos rebajaban ostensiblemente sus pretensiones económicas, pasando de ocho millones cuatrocientos mil a siete millones cuatrocientos mil euros. El mencionado gabinete, no solo rebaja el presupuesto sino que, además, aumentaba el número de butacas hasta las 700, número que, en el Consistorio, se consideraba como el aforo idóneo para Huesca.

Algunos grupos del equipo de gobierno han mostrado su extrañeza por la postura que ahora ha adoptado el estudio Cano Lasso y reconocen que era algo que no se esperaba. Aunque se había decidido prescindir de este gabinete de arquitectos, con las nuevas cifras en la mesa no se descarta llegar a un acuerdo.

La oposición asistía atónita al discurrir de los acontecimientos, y tanto Chunta como el Partido Popular consideran que, en el fondo nada ha cambiado. Se debe devolver al Instituto Municipal de Fomento el proyecto para su debate y luego decidir si es Cano Lasso u otro gabinete o los técnicos municipales quienes diseñen el Multiusos definitivo.

El caso es que el próximo martes, si no hay un tercer giro de 180 grados en los acontecimientos, todos los grupos municipales se reunirán con Diego Cano Pintos, el redactor del proyecto propuesto y, tras escuchar su argumentación, se tomará una decisión, en principio, definitiva.

Comentarios