Cartas al Director: Por la beatificación de Benigno Blanco

Ecologistas en Acción

Estos días hemos leído en la prensa local unos anuncios pagados por el sindicato de Riegos del Altoaragón en apoyo a Benigno Blanco, ex-Secretario de Estado de Aguas, y otros altos cargos imputados por la fiscalía por malversación de fondos que entendemos es preciso aclarar, ante el engaño en que este sindicato está manteniendo a sus asociados.

Leyendo el artículo hay frases que merecen ser resaltadas, ?una labor meritoria no puede ir al traste por una reacción social ajena en su origen a la labor de estos trabajadores? o esta otra, ?la lucha ideológica no puede proyectarse como arma arrojadiza contra unas personas cuyo único pecado ha sido poner interés en llevar a efecto unas obras que las Cortes exigieron?.

En Riegos del Altoaragón parecen no entender que estas personas están acusadas por malversación de fondos y ocultación de documentación. No corresponden, pues, notas de apoyo de este modelo, ya que ellos mismos estarían incurriendo en una apología del delito investigado.

El hecho de que estén requeridos por la justicia, no se debe a una ?lucha ideológica?, sino a la valentía de unos ayuntamientos que al observar irregularidades en los procedimientos administrativos de los embalses, han presentado denuncias ante los Tribunales para que sean investigados. Las notas de apoyo deberían haberse hecho en nombre de esos ayuntamientos que, con su labor, están ayudando a depurar responsabilidades en la Confederación Hidrográfica del Ebro y, de paso, permitir que entren los aires democráticos en una institución donde impera el oscurantismo burocrático, más propio del anterior régimen.

La cúpula de regantes no quiere entender que estamos ante un juicio que, de terminar en una condena, nos permitirá deshilvanar los ocultos intereses que se esconden tras las grandes obras públicas que tan magníficamente apoyan en este sindicato. Riegos del Altoaragón haría muy bien en reflexionar sobre estos procesos judiciales y pensarse un poco mejor su apoyo incondicional a estos altos funcionarios. Asimismo debería apostar de verdad por defender a sus regantes, que no pasa necesariamente por construir grandes embalses, sino por continuar con los procesos de modernización e implantación de balsas de regulación internas, así como pelear por la modulación de caudales que las hidroeléctricas poseen tanto en el Gállego como en el Cinca.

No sabemos si tras estos anuncios pagados en la prensa, la siguiente petición será solicitar la beatificación de los susodichos funcionarios.

Comentarios