La coordinadora de mujeres de los Monegros inaugura su programa de cooperación

La coordinadora de asociaciones de mujeres de los Monegros ha iniciado su programa de cooperación internacional con una jornada, que tuvo como protagonista a Merche Brosa, la representante del colectivo Xochilt-Acalt, que integra a novecientas mujeres campesinas de Malpaisillo, municipio ubicado cien kilómetros al oeste de Managua, en Nicaragua. ?El encuentro supone también el inicio de contactos con otras asociaciones de mujeres, con las que creemos es importante realizar intercambios. Esta experiencia ha resultado muy enriquecedora?, comentó Margarita Périz, presidenta de la coordinadora.

Según explicó Merche Brosa, el panorama socio-económico de la zona empeoró con la crisis del cultivo de algodón a comienzos de los años noventa, que sólo en el municipio de Malpaisillo dejó en el paro al ochenta por ciento de la población . La representante del colectivo nicaragüense explicó cómo las mujeres de ese municipio habían logrado desarrollar economías familiares, gestionadas por ellas, que habían logrado sacarlas de sus casas y asegurar la salud y la educación de sus hijos. ?Haciendo un diagnóstico de la situación, vimos que eran las mujeres las que daban estabilidad a las familias, porque los hombres allí cambian de mujer con facilidad. Con este programa, logramos cambiar la estructura productiva, que ahora se organiza en torno a la unidad familiar. Los hombres se han integrado también, y ya no tienen que ir a trabajar a Costa rica; comen todos mejor y pueden sacar a sus hijos a estudiar?.

Brosa destacó la importancia de la atención ginecológica que se está dispensando a las mujeres del colectivo, las cuales, antes de comenzar el programa, ahora hace diez años, presentaban una alta mortalidad de cáncer cérvico-uterino. Tras la intervención de Merche Brosa, se proyectó un vídeo que mostraba a las mujeres de Xochilt.Acalt contando su experiencia y compartiendo sus reflexiones sobre los cambios que se habían producido en su comunidad.

El encuentro ha sido el primer paso para iniciar una serie de hermanamientos que permitirán dar continuidad a la colaboración entre colectivos de mujeres en ambas zonas. Tras el debate y las preguntas que se formularon a la invitada, la presidenta de la coordinadora monegrina terminó, a modo de reflexión, diciendo que ?nosotras económicamente estamos muy bien, tenemos dinero; pero muchas de las frases que he oído en este vídeo, se oyen también por aquí. Materialmente estamos mejor que las mujeres de Malpaisillo, pero socialmente aquí todavía queda mucho por hacer para lograr la igualdad entre hombres y mujeres?

Comentarios