Callizo afirma que los bienes de las parroquias aragonesas regresarán 'con toda naturalidad'

El consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, ha pedido esta semana en Barbastro, donde participaba en la apertura de los actos del centenario del nacimiento de beato Escrivá de Balaguer, paciencia y ?tranquilidad? al respecto, indicando que la Comisión Mixta de Patrimonio, que estudia la devolución de los bienes, trabaja a buen ritmo en su catalogación.

Callizo ha confirmado que el obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Juan José Omella, le ha comunicado que el proceso previo a la devolución del patrimonio de las parroquias aragonesa ?va muy bien?, y ha insistido en ?tranquilizar a algunos impacientes? ya que, ha dicho, ?este pleito no tiene otra vía que la que ya lo ha resuelto, que es la estipulada por los acuerdos entre España y la Santa Sede? y que tienen ?rango de Ley?.

Callizo descarta así la posibilidad de recurrir a la vía civil insistiendo en la necesidad de ?mantener la calma? porque ?los dos obispados están trabajando con toda lealtad, sin ruido? para catalogar los bienes y dirimir cuáles corresponden a las parroquias aragonesas.

Así mismo insistía en que ?no debemos caer en la trampa? de ?presentarnos en el juzgado para que estos bienes vuelvan? indicando que, según su opinión, ?los bienes regresarán con toda naturalidad?.

Por otra parte, el consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Aragón también anunciaba que próximamente se firmará el convenio que recoge las fases que se van a contemplar en esta remodelación del palacio episcopal de la ciudad del Vero, de cara a la adecuación de un museo diocesano que acoja, tras su devolución, las piezas patrimoniales de las parroquias aragonesas.

Callizo ha indicado que el proyecto del futuro museo diocesano de Barbastro ?va por muy buen camino? y, en estos momentos, se está ?a la espera de redactar un convenio en el que se contemple la totalidad del proceso? y en el que se establecerán una serie de fases para poderlo acometer con mayor facilidad desde el punto de vista presupuestario.

La primera de estas fases, incluida dentro de la restauración del palacio episcopal, ?figura el acondicionamiento de las salas que acogerán las piezas de las parroquias aragonesas todavía en depósito en las dependencias de la diócesis de Lérida?.

El consejero de Cultura subrayaba que se trata de ?una operación de gran magnitud? ya que incluye también la remodelación del Jardín Arqueológico de Barbastro, anexo a la catedral, por lo que se va a establecer un plan plurianual para acometerlo.

Comentarios