La nueva Ley de coordinación de policías locales elimina la figura del auxiliar de policía.

El proyecto de Ley de Coordinación de Policías Locales que ha sido aprobado este martes por el Gobierno de Aragón hace desaparecer la figura del auxiliar y reconvierte a todos los que ocupan este puesto en la actualidad en agentes. El objetivo de la aprobación de esta Ley es determinar los criterios para adecuar la formación, organización, actuación y dotación de las Policías locales a los fines generales de la seguridad pública, además de fijar los medios para homogeneizar estos Cuerpos con la finalidad de mejorar su profesionalidad y eficacia.

El Consejo de Gobierno aragonés ha aprobado en su reunión ordinaria el Proyecto de Ley de Coordinación de Policías Locales, una normativa que sustituye a la vigente hasta ahora -aprobada de 1987- y regula las categorías profesionales en este cuerpo. Entre las novedades que presenta el proyecto destaca la eliminación de la categoría del auxiliar de policía, que existe en localidades aragonesas de menos de 5.000 habitantes sin Policía Local. Los auxiliares no están autorizados a llevar armas, cobran menos que un agente y desempeñan funciones como la regulación del tráfico. El texto legal al que se da luz verde reclasifica a éstos como agentes, lo que supondrá para ellos un incremento de sueldo y la obligación de portar pistolas.

Además de esta modificación en las categorías profesionales del Cuerpo, la Ley de Coordinación de Policías Locales, que será remitida a las Cortes de Aragón para su aprobación, establece la creación de una escuela profesional y la firma de convenios entre el Gobierno de Aragón y diferentes ayuntamientos hasta que se cuente con el reglamento que desarrolle la norma.

Comentarios