El aprovechamiento del agua, principal reivindicación de los agricultores en el día de San Isidro.

En prácticamente todas las poblaciones de la provincia de Huesca has tenido lugar, algún tipo de celebración con motivo de la festividad de San Isidro, patrón de los labradores. En el caso de Huesca, unos doscientos agricultores de la Hoya se han acercado hasta la ermita de Salas para participar en la bendición de las cosechas. Unas cosechas para las que los agricultores piden un mejor aprovechamiento del agua en este día señalado para ellos.

La jornada ha transcurrido bajo un sol radiante y una alta temperatura que ha acompañado los diferentes actos programados para la celebración. La Cámara Agraria Provincial del Alto Aragón ha organizado una misa en Salas tras la que se ha sacado la imagen del santo a la explanada de la fachada principal de la ermita para orientarla a los cuatro puntos cardinales y bendecir las cosechas de la Hoya. Posteriormente, los asistentes han degustado magdalenas y vino mientras conversaban sobre las cuestiones de la actualidad agraria.

Son innumerables las referencias que se realizan a lo largo del año a proyectos existentes en toda la geografía altoaragonesa para el aprovechamiento del agua desde el punto de vista agrario y ganadero. Los embalses de Biscarrués, Susía, Santaliestra y San Salvador son las principales peticiones, junto con la ejecución de las obras incluidas en el Plan Nacional de Regadíos, en el que cobran especial importancia los regadíos sociales.

Si nos centramos en la Hoya de Huesca, el sector agrario está pendiente de la conclusión de los trabajos de construcción del embalse de Montearagón, que consolidará el regadío existente en esta comarca y lo ampliará a otras 1.500 hectáreas. La regulación del Gállego en Biscarrués permitirá la dotación de 50 hectómetros cúbicos de agua para la creación de 8.000 hectáreas de regadío en la Hoya de Huesca.

No sólo se habla, con el horizonte del año 2008, de la expansión del regadío en el llano, sino también en puntos de montaña, merced al capítulo de regadíos sociales, orientados a zonas desfavorecidas. Canal de Berdún, Alto Cinca, Arén,... son algunos puntos del Alto Aragón en los que se trabaja en diversos proyectos de estas características.

La agricultura actual vive momentos de incertidumbre. Y no sólo hablamos del tiempo, con la sequía padecida por el campo oscense, sino también de la dependencia de la política que se establece desde la Unión Europea, con el anuncio de adelanto de cambios en la PAC. Se desconoce, además, el impacto real que tendrá, en nuestro país, la incorporación a la Unión Europea de más países.

Comentarios