La DPH exige al Ministerio de Medio Ambiente actuaciones con todos los ayuntamientos del Pirineo.

Para los grupos del PSOE, PAR y CHA de la Diputación Provincial de Huesca, el protocolo general firmado el pasado 15 de abril, entre el Ministerio de Medio Ambiente y 24 ayuntamientos de la provincia (22 de ellos del Partido Popular), simboliza la política partidista e insolidaria que propugna el Gobierno de Aznar, que prefiere imponer por la vía de la presión financiera a los municipios un proyecto denostado y unánimemente rechazado por los aragoneses, el Plan Hidrológico Nacional.

Los grupos firmantes de esta propuesta de resolución aseguran que las promesas del Ministerio de Medio Ambiente tratan de subvertir un acuerdo suscrito por la totalidad de ayuntamientos que integran ADELPA (Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés) y creen que el gobierno del PP prefiere la confrontación frente a quienes abogan por el diálogo y la reflexión para llegar a acuerdos en materia hidráulica.

Recuerdan las obras incumplidas por los populares y critican el secretismo y oscurantismo con que se ha actuado en este asunto. De hecho, lamentan que desde una Administración pública se lleve a cabo una acción política de marcado sectarismo, que únicamente contribuye a acentuar las desigualdades existentes entre municipios y que choca frontalmente con la política de equilibrio territorial desarrollada desde la Diputación Provincial. Piensan que el PP ha podido conculcar los principios básicos de publicidad y concurrencia, excluyendo a ayuntamientos que han quedado fuera del acuerdo por pertenecer a otro signo político.

Por todo ello, los grupos del PSOE, PAR y CHA llevarán al pleno, que la Diputación Provincial celebra este jueves, una propuesta de resolución, mediante la que se exigirá al Ministerio de medio Ambiente la firma del protocolo general de actuaciones propuesto por ADELPA, con todos los ayuntamientos del Pirineo, sin ningún tipo de condicionante político. La corporación también acordará estudiar y analizar fórmulas que corrijan el desequilibrio territorial, que puede provocar la firma de este protocolo, incluso la asistencia jurídica, y finalmente, se trasladará este acuerdo al Ministerio de Medio Ambiente, al Gobierno de Aragón, ayuntamientos de la provincia de Huesca y a Adelpa.

Comentarios