Huesca cuenta con la esperanza de vida más alta de Aragón.

La esperanza de vida en la provincia de Huesca se sitúa por encima no sólo de la media de Aragón, sino que también supera la media de España y de la Unión Europea. Este dato, junto con la baja natalidad propia de los países desarrollados, implica un paulatino envejecimiento de la población que lleva aparejado cambios en la política sanitaria y social.

Mientras la esperanza de vida en el Alto Aragón se sitúa en 76,3 años en los hombres y en 82,9 años en las mujeres, la media aragonesa se sitúa en 75,9 y en 82,5 años, respectivamente. En España la media es de 75,2 y 82,1, mientras que en la Unión Europea la media es de 75 y 81 años.

En los últimos 20 años, se ha pasado en la provincia de Huesca y en el resto de la comunidad autónoma de una situación en la que el 21 por ciento de la población tenía menos de 15 años y el 14 por ciento más de 65 años a otra en la que los jóvenes suman el 12,5 por ciento de la población y los mayores el 21 por ciento.

Esto supone un cambio significativo en la política que se ha de adoptar desde el punto de vista sanitario, asistencial y social con una modificación en la orientación de las inversiones públicas. En el departamento de Salud del Gobierno de Aragón se tiene claro que los presupuestos han de contar con esta evolución de la sociedad. Se habla igualmente de ampliar la formación geriátrica de los profesionales.

La Organización de las Naciones Unidas prevé que en el año 2050 haya en el mundo un total de 2.000 millones de ancianos, es decir, el triple de los existentes en la actualidad.

Comentarios