Lluvia escasa en la provincia de Huesca.

Tan sólo 7 litros de agua por metro cuadrado se han registrado en la capital oscense en las últimas horas. Una cantidad insuficiente para las demandas de los agricultores y ganaderos del Alto Aragón. No obstante, se anuncian precipitaciones fuertes para este martes. Se pueden superar los 30 litros por metro cuadrado en un hora.

La lluvia ha hecho de nuevo acto de presencia en el Alto Aragón. En la capital oscense, por primera vez en el presente mes de mayo. Sólo se han recogido 7 litros por metro cuadrado, aunque en algunos puntos de la Hoya de Huesca, la cifra se eleva a 16. En el tercio norte de la provincia sí la lluvia ha sido más intensa; en algunas zonas del Pirineo las precipitaciones han sido de nieve.

Lluvia y nieve insuficientes para las necesidades hídricas de los campos altoaragoneses pero muy bien recibidas por parte de agricultores y ganaderos. Estos califican los meses de abril y mayo como esenciales para el desarrollo vegetativo de los cultivos. Mayo es un mes de expectativas. La atención está puesta en la evolución final de las cosechas de trigo y cebada para las cuales son vitales las lluvias en este tiempo, así como la ausencia de heladas y pedrisco.

El Instituto Nacional de Meteorología anuncia la previsión de precipitaciones fuertes, e incluso muy fuertes, para este martes en la mitad oriental de la provincia. Pueden ser localmente persistentes y tormentosas, que pueden superar 30 litros por metro cuadrado en una hora ó 60 litros por metro cuadrado en 12 horas. Las precipitaciones pueden ser en forma de nieve en cotas superiores a 1.800 metros.

Aportamos un dato más: la reserva de agua embalsada en la cuenca del Ebro asciende a 4.536 hectómetros cúbicos, lo que representa un 69,7 por ciento de la capacidad total de embalse de la cuenca. En la misma semana de 2001, la situación era de 5.691 hectómetros cúbicos, y el 87,5 por ciento del total.

Comentarios