Ecologistas en Acción no ve compatible la construcción de una hospedería en San Juan de la Peña

El pasado 16 de abril, el consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Aragón presentó el proyecto de recuperación del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña. Para los ecologistas ?resulta paradójico que en un entorno monumental más de 7.000 m2 de un total de 12.000, se destinen a hospedería y servicios comunes, dando una clara preferencia al uso hostelero en detrimento de la cultura y el medio natural?.

Los ecologista destacan las afecciones que el establecimiento puede causar al medio natural por la captación de caudales para el suministro de agua a 25 habitaciones dobles, que implicarían 50 plazas, más las necesidades del personal de servicio y del restaurante-self service cafetería, algo que hace temer por las repercusiones que en el sistema hidrológico del monumento pueden causar.

La creación de un aparcamiento subterráneo con una capacidad para 48 plazas, también preocupa a esta organización ya que, aparte del impacto de la ejecución de la obra, es inimaginable la armonización de las rampas de acceso y salida con el conjunto histórico artístico.

Ubicar una hospedería en la zona es una ?idea razonable, pero la lógica aconseja que esta se construya en alguna de las poblaciones próximas al Monumento Natural. Varios núcleos cuentan con un patrimonio etnológico, artístico y natural envidiable, digno marco para una hospedería integrada en la red aragonesa?, dicen los ecologistas. Una instalación de este tipo ayudaría a dinamizar la economía, a consolidar y quizás a aumentar el número de habitantes de la población elegida. Un restaurante cafetería en la zona del Monasterio Nuevo sería suficiente para satisfacer la demanda de los visitantes. La administración ha de ser consecuente con su manifiesta preocupación por la demografía de las poblaciones pirenaicas y aquí se le ofrece una magnífica oportunidad.

Por otra parte, ?convendría que todas estas decisiones se tomaran habiendo sido consultado el Patyronato del Monumento Natural, zona protegida sobre la que se asienta el conjunto monástico. Es por tanto urgente su constitución, más teniendo en cuenta que están prácticamente designados la casi totalidad de sus miembros. Con igual diligencia se debería articular un Plan de Protección que sirva como herramienta clave para la gestión del espacio protegido, fácilmente vulnerable, dadas sus peculiaridades características y su reducida superficie, 260 hectáreas.?

El hecho de que existiera una vieja hospedería en el monasterio, no es un argumento para las actuaciones que se pretenden para Ecologistas en Acción, ya que ?son de sobra conocidos los problemas que su explotación acarreaban?. Obstinarse en la realización de la obra argumentando la existencia de un precedente parece ?del todo desaconsejable?, si se ha de ser consecuente con lo manifestado por el se consejero:?el objetivo de esta actuación es minimizar cualquier tipo de impacto porque San Juan de la Peña tiene que ser sinónimo de prestigio, de calidad y sostenibilidad ambiental?.

Comentarios