Los Centros Rurales de Innovación Educativa, Medalla de la Educación Aragonesa

El Gobierno de Aragón ha concedido la Medalla de la Educación Aragonesa a los Centros Rurales de Innovación Educativa, en atención a los servicios prestados a la educación aragonesa y a la promoción del medio rural de la Comunidad Autónoma. La Medalla de la Educación Aragonesa se entregará por primera vez este año, justo con el Premio Aragón y el resto de medallas y distinciones, durante el acto institucional del Día de Aragón.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto por el que se concede esa medalla con la que se quiere destacar ?la labor que durante dos décadas estos centros y sus docentes han dedicado a la compensación de las desigualdades territoriales aragonesas, significadamente en la provincia de Teruel?. Con la Medalla también se reconoce la contribución ?a la socialización de los jóvenes, colaborando en una formación no discriminatoria y facilitando el acceso de la escuela rural a los mejores medios educativos, tanto culturales como tecnológicos, dentro de un programa basado en la conjunción de la convivencia y la innovación educativa?.

Los Centros Rurales de Innovación Educativa (CRIE) nacieron en el curso 1983/84 para corregir y compensar positivamente situaciones de desigualdad educativa en las que se encontraban determinados sectores de la población española. En la provincia de Teruel, existen en la actualidad tres CRIET, ubicados en Albarracín, Alcorisa y Calamocha. Los objetivos fundamentales de esos centros se dirigen a potenciar y favorecer el desarrollo personal de los alumnos y especialmente de sus capacidades de socialización, además de programar y realizar conjuntamente con el profesorado de las escuelas rurales actividades complementarias a las que se llevan a cabo en las escuelas y colaborar en el desarrollo de cuestiones de innovación curricular y formación del profesorado.

Comentarios