EL PP presenta sus propuestas para reactivar el sector de la nieve en Aragón

Gustavo Alcalde ha exigido a Marcelino Iglesias que ?abandone la pasividad en la que el Gobierno PSOE-PAR está sumergiendo a Aragón porque los aragoneses no podemos seguir perdiendo más tiempo?. El presidente regional de los populares ha realizado estas declaraciones durante la presentación del Plan de la Nieve (2003-2007) del PP, un proyecto diseñado para que este sector turístico compita por el liderazgo nacional después de tres años de ?extrema sequía de ideas y ausencia inversora? por parte del actual Ejecutivo de coalición.

El Plan de la Nieve del PP que parte de la base de vertebrar el territorio, trabaja sobre cuatro áreas: ampliar la oferta de calidad por el número de estaciones, por la superficie de los dominios esquiables, por la excelencia de esos dominios y los servicios que se prestan, desarrollar una promoción comercial conjunta de la oferta de esquí aragonesa, potenciar la práctica de este deporte en la sociedad aragonesa y por último, proteger el medio ambiente compaginándolo con el futuro de los habitantes de los valles pirenaicos y las comarcas de Teruel.

MÁS CALIDAD

Ganar la calidad es uno de los puntos fuertes del proyecto y para alcanzar este objetivo el PP ha propuesto la creación de nuevas estaciones de esquí en El Sobrarbe (Punta Suelza y Punta Ruego), en La Jacetania (Valle de Izas) y en Albarracín (Orihuela del Tremedal).

Además de la puesta en marcha de nuevas estaciones, los populares apuestan por la unión de Candanchú, Astún y Formigal a través de Canal Roya, y de Candanchú con Astún por pistas o telesilla.

Una tercera acción consiste en mejorar las actuales infraestructuras de las estaciones y en concreto ampliar los aparcamientos (Astún, Candanchú, Cerler y Panticosa), ampliar las estaciones (Cerler, Candanchú, Formigal, Javalambre y Valdelinares), mejorar las instalaciones de servicio (Astún y Panticosa) y la construcción de nuevos accesos (Cerler, Panticosa y Valdelinares). El PP ha evaluado que, en este apartado, debería invertirse 140 millones de euros (más de 23.000 millones de pesetas).

Pero la calidad se gana sobre todo cuando existe nieve en abundancia. Por eso los populares plantean instalar casi 700 cañones de nieve con el objetivo de que en la temporada 2004/2005, casi la mitad de los kilómetros esquiables (un 40%) tengan la posibilidad de disponer de innivación artificial. La inversión, cercana a los 27 millones de euros (4.500 millones de pesetas), permitirá llegara los 1.500 cañones y una superficie real de esquí superior al 50%.

VENDER EL ESQUÍ DE ARAGÓN

La promoción comercial conjunta de la oferta de esquí aragonesa coordinándola con la estructura hotelera existente es el segundo gran argumento del Plan de la Nieve del PP. La meta es captar el mayor número posible de los 2 millones de nuevos esquiadores potenciales a corto plazo, aprovechando la mejora sustancial de las comunicaciones y la calidad de la oferta. En este sentido, Gustavo Alcalde ha recordado que en un plazo de tres años las estaciones aragonesas contarán con más de 22 millones de personas en un radio de 450 Km, con los niveles de renta más altos de España y con excelentes comunicaciones por carretera y ferrocarril.

El fomento público de acciones empresariales turísticas capaces de atender la futura demanda de servicios hosteleros es la otra gran actuación que propone el PP. Ampliar y mejorar la estructura hotelera, la formación continua de los trabajadores del sector junto a la complementariedad con otros servicios que se prestan (senderismo, deporte de aventura, micología, etc.) y el desarrollo de campañas promocionales más intensivas son otras propuestas que también se encuentran en el Plan de la Nieve presentado por los populares.

Comentarios