Aceptada la propuesta de semáforos para el túnel de Bielsa

Los Gobiernos francés y español han manifestado su conformidad con la propuesta del Gobierno de Aragón y del Consejo General de los Altos Pirineos por la que el túnel de Bielsa será dotado de un sistema de paso alternativo por semáforos que evitará, de forma definitiva, las restricciones al tráfico pesado que el gobierno francés había previsto poner en marcha.

Tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores español como la Prefectura en los Altos Pirineos del Gobierno francés han comunicado por escrito su beneplácito para que el sistema de paso alternativo por semáforos sea instalado, e incluso indican que estas medidas deben acometerse sin demora para que estén operativas antes del inicio de la temporada de verano, meses en los que se incrementa considerablemente el tráfico de autobuses y turismos por el interior del túnel.

Técnicos del Gobierno de Aragón y de Altos Pirineos se reunirán en los próximos días para coordinar los trabajos y conseguir la operatividad lo antes posible en ambas bocas del túnel y en su interior. En ambas bocas del túnel se instalarán sensores piezoeléctricos que, al paso de los vehículos pesados, activarán las señales de túnel cerrado. En el sentido de salida, otros sensores desactivan las señales de cierre. Este dispositivo permite que, al llegar los vehículo pesados a una de las bocas del túnel, se enciendan las señales de cerrado. Al cabo de 30 segundos, la señal de cerrado de la boca por la que ha entrado el túnel, se apaga y solo permanece cerrada la boca opuesta. Podrán entrar en el túnel hasta 6 vehículos pesados. En ese momentos, es decir, al cabo de tres minutos, el sentido de la circulación se invertirá, de modo que el tráfico no quede penalizado en ninguna de las dos direcciones. Completarán este equipamiento dos paneles de aviso en los que la transmisión y recepción de datos se hará mediante fibra óptica. Así se evitará que dos vehículos pesados se crucen en el interior del túnel. La inversión precisa para poner en marcha este sistema s de 120.000 euros, que serán aportados por el Gobierno de Aragón y el Consejo General de los Altos Pirineos. La misma propuesta incluía también obras de señalización interior y arreglo de los bordillos de separación en la calzada.

Comentarios