La Escuela de Turismo de Huesca celebra su 25 aniversario marcado por su futura desaparición

Para conmemorar este vigésimo quinto aniversario hay organizadas diferentes actividades que servirán para reunir a los cuatro directores que ha tenido el centro (Rafael Casas, Francho Nagore, Elena Egea y Ricardo Oliván) y a las más de 800 personas que han pasado, entre profesores y alumnos, a lo largo de 22 promociones desde 1977. Una cifra que irá mermando en los próximos tres años ya que el que viene estos estudios no acogerán nuevos estudiantes en primero y así sucesivamente hasta llegar a su desaparición.

Este viernes día 19 de abril, fecha que coincide con el nacimiento de los Estudios de Turismo en Huesca, a las 11 y media habrá una mesa redonda en la que participarán ex alumnos con cargos en la Administración o en empresas turísticas, quienes contarán su experiencia laboral. Seguidamente, tendrá lugar una conferencia a cargo de Rafael Casas, fundador y primer director del centro. La jornada conmemorativa se completará con el reencuentro después de diez años de la Asociación de Amigos de la Escuela, que actualmente preside Angel Más. Ya para terminar, habrá una cena en la que se le rendirá un homenaje a todas las personas que han pasado por la Escuela, con especial dedicación a su fundador. De la misma forma, el programa de actos cuenta con el fallo del jurado del concurso de fotografía, cuyas imágenes están expuestas en la Sala Saura de la Diputación Provincial de Huesca.

La Escuela de Turismo de Huesca nacía de la mano de Rafael Casas, por aquel entonces director de la Escuela de Zaragoza, quién tuvo desde el principio el apoyo de Gregorio Cabrero y Alberto Turmo. En los primeros años, la sede de los estudios de Turismo se instaló en la Cámara de Comercio, para posteriormente trasladarse cronológicamente al Seminario, a la Facultad de Magisterio y a la Residencia de niños, lugar dónde hoy día se imparten las clases.

La primera promoción contó con 30 alumnos, si bien el centro compaginaba tanto los estudios de Turismo como la Escuela de Azafatas. Tras pasar por problemas económicos a finales de los años 80 solventados principalmente gracias a la aportación económica de la Asociación de Amigos, las principales instituciones ?Ayuntamiento de Huesca, DGA y DPH- aportaron una serie de subvenciones con la idea de reducir la cuantía de las matrículas, de esta forma el número de alumnos fue aumentando hasta los 150 en un mismos curso académico hace dos años.

En la actualidad, los estudios de turismo en Huesca pasan por una situación de incertidumbre. La adscripción de la Escuela a la Universidad de Zaragoza en un futuro inmediato y los nuevos requisitos a la hora de formalizar la matrícula, con la selectividad superada, han reducido el número de alumnos. De las 50 solicitudes de pre-inscripción antes de comenzar el curso, la Escuela ha visto cómo la cantidad de estudiantes ha bajado este año hasta los 20.

Comentarios