Manifiesto del Partido Aragonés en el día de Aragón 2002

Cuando se cumplen veinte años de autonomía, los aragoneses tenemos motivos para sentirnos satisfechos porque hemos demostrado que somos capaces de comprometernos con los intereses colectivos y de detender nuestros derechos. El autogobierno nos ha hecho más fuertes y nos ha ayudado a mejorar la calidad de vida y el bienestar de cuantos vivimos en Aragón. Sin embargo, nos quedan muchas metas por lograr: hemos de ser capaces de parar el trasvase del Ebro y de convertir la autonomía en desarrollo colectivo, en progreso.

En estos años tres estatutos de autonomía han aumentado de t-orma importante la capacidad para decidir sobre nuestros problemas, se han consolidado nuestras instituciones, se ha creado un tejido leg1slativo que rige una parte importante de nuestra vida diaria y algunos sectores económicos e infraestructuras productivas y equipamientos han sido profundamente modernizados, relanzados o puestos en marcha. Y, sobre todo, jóvenes generaciones han crecido ya en la cultura democrática y autonómica: hoy se sienten lejos del estado centralizado y unitario, porque saben que Aragón es un sentimiento y una idea política.

Sin embargo, los aragoneses seguimos esperando una autonomía plena que nos ha sido Qegada de forma reiterada y, además, soportamos la amenaza de un trasvase del Ebro tan faraónico como injusto. Debemos ser capaces de mantener con toda fuerza y contundencia la oposición a que el agua del Ebro cree riqueza y bienestar en otras zonas de España cuando hace falta en Aragón para asegurar nuestro futuro y el de nuestros hijos. Hemos demostrado durante dieciocho meses, en Zara~za, en Madrid, en Barcelona, que nuestro pueblo ni se rinde ni baja la cabeza. Sabemos hacer frente a las injusticias, vengan de un lado político o de otro. La batalla del agua no está perdida. Nos asiste la razón y la justicia. Para ganar sólo necesitamos

.mantenemos juntos y perseverar en nuestras convicciones hasta el final. Será una lucha de .meses, quizá años, pero saldremos adelante.

Para el PAR, ser aragonés presupone un auténtico compromiso ético: trabajamos para que quienes viven en nuestra Comunidad dispongan de suficientes oportLmidades de desarrollo, de calidad de vida y de bienestar compartido. Con esos objetivos hacemos Aragón cada día, reivindicando los intereses colectivos en unos casos, impulsando proyectos en otros. Somos un partido que ep sus veinticinco años de vida política siempre ha dado la cara por nuestro pueblo. Esa trayectoria nos da fuerza ahora para llamar a todos los ara~neses a participar en la concentración en contra del trasvase ya favor de que el agua se aproveche en Aragón que tendrá lugar en la Plaza del Pilar de Zara~za el próximo día 23.

Aragón sigue siendo una gran esperanza que hemos de hacer entre todos. 2r'Ó"""" por Arag6n

Comentarios