Artasona y Olvena contarán con 350 hectáreas de nuevos regadíos

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Vicente Lacasa, y el presidente de la Comunidad de Regantes de ambas localidades, Ignacio Peirón, han rubricado en El Grado el documento por el que la C.H.E. concede los caudales para regar 350 hectáreas en las que se implantarán cultivos leñosos como el olivar o la vid.

Lacasa elogiaba el trabajo desarrollado por los regantes y señalaba que iniciativas de este tipo ?deberían proliferar? en el territorio. El presidente de la Confederación transmitía la disposición de la entidad que preside para apoyar cuantas iniciativas se lleven a cabo para aprovechar el agua ?en una zona privilegiada como esta en la que la producción vitivinícola se ha convertido en una fuente de riqueza?.

Por su parte, Ignacio Peirón recordaba ?los años de pelea y lucha? transcurridos hasta conseguir que este proyecto se haga realidad, y expresaba su deseo de que ?estos nuevos regadíos sean el primer paso para que el próximo año se convierta en regadío todo el monte de Artasona y Olvena?.

El número de hectáreas que se transformarán en regadío asciende a 350, y, según explicaba el redactor del proyecto, Antonio Romeo, ?contarán con un caudal de 199?5 litros por segundo que se tomará directamente del embalse de El Grado?. El número de agricultores que se beneficiarán de esta concesión es de cincuenta, y la mayor parte de la superficie, tal y como indicaba Romeo, ?estará destinada al cultivo de leñosos como el olivar, el almendro o la vid?.

El alcalde de El Grado, Joaquín Paricio, destacaba que la creación de regadíos en Artasona y Olvena ?es una aspiración de ambas localidades desde que en 1969 concluyesen las obras del embalse de El Grado?, aunque fue en 1998 y gracias ?a la iniciativa de los regantes cuando se daba el empujón definitivo con la redacción del proyecto?.

Por último, el alcalde de Artasona, José Gudel, confiaba en que la puesta en marcha de estos regadíos ?sirva para que las dos localidades logren un mayor asentamiento de la población?, y que la expansión de la actividad vitivinícola y la próxima instalación en la zona de dos grandes bodegas de la Denominación de Origen Somontano ?compense el esfuerzo con beneficios económicos y redunde en la creación de riqueza en los pueblos?.

Comentarios