Los profesionales forestales analizarán su lucha histórica para proteger el Altoaragón de los peligrosos torrentes pirenaicos

La histórica lucha de los profesionales forestales para defender a la población del Altoaragón (Huesca) de los peligrosos torrentes de esta zona centran las jornadas Histórico-Forestales que organiza la Asociación de Profesionales Forestales de España (PROFOR) del 3 al 5 de mayo. Esta entidad desarrolla con Nacional Suiza Seguros una campaña de divulgación de la importancia de la correcta gestión del patrimonio natural . Estas jornadas se organizan con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Biescas.

En este encuentro se reunirán en Biescas profesionales y especialistas forestales de toda España. Se estudiarán las obras realizadas a principios del siglo XX para defender a la población del Altoaragón y sus bienes ante la amenaza de los frecuentes aludes y riadas. Estas obras constituyen un proyecto pionero de los primeros especialistas en hidrología forestal de España.

La construcción de la estación de Canfranc en un lugar amenazado por los torrentes más peligrosos de España precisó la realización de destacados trabajos forestales para la protección de sus instalaciones. Para evitar la amenaza de aludes y riadas, desde 1911 hasta el inicio de la Guerra Civil, se trabajó en varias fases en los torrentes de Picaubé, Cargates, Epifanio, Borreguil de Samán, Estiviellas y los Meses. Este último tomó su nombre de los turnos periódicos que realizaban los vecinos de Canfranc para mantener un muro imprescindible para su protección antes de realizar las obras. Estos torrentes fueron los primeros cauces de alta montaña corregidos por los forestales españoles. La construcción de los primeros diques en nuestro país para contener los aludes combinada con intensos trabajos de repoblación en las laderas con el fin de evitar el arrastre de materiales constituyeron los ejes de este gran proyecto.

Estas actuaciones forestales han protegido el paso ferroviario hasta la actualidad en una de las zonas consideradas por los expertos como de mayor riesgo torrencial de España. También han mejorado la calidad paisajística y ecológica de la zona con nuevos bosques, plantados en laderas antes desnudas y erosionadas.

Las jornadas abordarán también las importantes repoblaciones en Huesca del siglo XX , que han dotado a la provincia de 140.000 hectáreas de nuevos bosques que se han sumado a las 350.000 existentes en el siglo XIX.

El día 3 de mayo, se inaugurarán las jornadas y una exposición de fotografías e instrumentos antigüos forestales en el Ayuntamiento de Biescas. Ese mismo día, se celebrará una mesa redonda con diversos especialistas para analizar las repoblaciones y trabajos de hidrología forestal desarrollados en el Altoaragón. El día 4 se visitarán los trabajos de corrección hidrológica realizados en la zona de Canfranc, zonas repobladas en los años 60 y obras de defensa forestal realizadas para proteger el Balneario de Panticosa. Ese mismo día se visionará un audiovisual sobre hidrología forestal del profesor Luis García de la Escuela Superior de Ingenieros de Montes de Madrid. El domingo, 5 de mayo, se visitará una de las primeras obras de hidrología forestal realizadas en nuestro país, en el Barranco de Arratiecho del municipio de Biescas, donde concluirá este encuentro con un acto conmemorativo del 125 aniversario de la creación de la Guardería Forestal en España.

Comentarios