Los trabajos en la Basílica de San Lorenzo concluirán a finales del presente año.

Son las palabras del arquitecto encargado de las obras de restauración, Joaquín Naval. La rehabilitación de la fachada y torre de la Basílica estará finalizada antes de que termine 2003. De momento, los plazos se están cumpliendo debido al buen ritmo de las labores de rehabilitación.

Ahora mismo, los trabajos de restauración pasan por la última fase. Una vez se ha acometido el acabado en la fachada lateral, los operarios han abierto una zanja para depositar allí un tubo de aireación y la colocación a lo largo del muro de los bajantes hasta el suelo. Siguiendo con el exterior, en la fachada principal se está trabajando en la restitución de fábricas de piedra que están dañadas o deterioradas, así como en la eliminación de costras que se han ido incrustando con el paso del tiempo. Tras la limpieza de la fachada, con la eliminación del ennegrecido, ahora es tiempo para la consolidación y restauración de la misma.

Otro de los puntos de actuación es la torre octogonal de la Basílica. Se trata de un minucioso y laborioso trabajo de cantería para dar formas tanto a los escudos como a los capiteles allí ubicados. El tallado de la piedra lo hacen 8 personas, bien in situ, en la propia torre, o en el taller instalado en las inmediaciones de San Lorenzo.

Y el tercer escenario en el que se está interviniendo es la Sacristía del siglo XVII. Tras la restauración pictórica en bóvedas y lienzos, ahora se trabaja en la definición del suelo con la intención de recuperar el pavimento original. La actuación completa en la Sacristía quedaría finalizada con la instalación de la iluminación.

Comentarios