Se incrementan las quejas al Justicia de Aragón.

Fernando García Vicente ha estado en Huesca para atender directamente a los oscenses. En los últimos meses se ha notado un importante incremento de un 30% en las reclamaciones. El pasado año la oficina del Justicia de Aragón recibió en Huesca 167 quejas, 12 más que en 2000. Un importante aumento, si contamos que hace unos años la media estaba en 70. En Aragón, las solicitudes en el año 2001 fueron de 1.300, con un aumento del 12%.

Las quejas más habituales en la provincia de Huesca corresponden a funcionarios, con problemas de acceso a los puestos de trabajo, urbanismo, ruidos, obras molestas, temas medioambientales de contaminación, vertederos, educación y sanidad. En este caso se reciben directamente las reclamaciones tras asumir el Gobierno de Aragón las competencias sanitarias. De momento, estas quejas no suponen un número importante.

El Justicia de Aragón recoge la queja y solicita la información necesaria a la consejería correspondiente. Una vez estudiado el tema se realiza una recomendación o sugerencia que puede ser la solución al problema. Fernando García Vicente está muy sensibilizado con los problemas de los jóvenes y el importante incremento de la delincuencia juvenil. Como posible solución apuesta por medidas educativas, sobre todo en la familia y también en los colegios.

Otras quejas que se están incrementando son las denuncias por agresiones de animales. El 5% de las lesiones que se atienden en un Hospital tienen que ver principalmente con ataques de perros agresivos. Esta situación se da más en zonas rurales que en núcleos urbanos.

El Justicia de Aragón está atento también a otros temas que siguen sin solución definitiva como son la muerte de peces en Arguis y los problemas de titularidad de Góriz. En ambos casos se encuentra abierto un expediente de oficio a expensas de lo que decida el Juzgado.

Comentarios