Historias de posesiones demoníacas y exorcismos en Barbastro

El sacerdote barbastrense, José Antonio Fortea, autor del libro ?Daemoniacum. Tratado de Demología?, editado por Belacqua, ofrece esta tarde en Barbastro una conferencia sobre Demonios y Exorcismos en el Siglo XXI.

Considerado como uno de los mejores demólogos del momento, Fortea ha realizado una exhaustiva tarea de recopilación informativa durante más de seis años, abordando este asunto desde un punto de vista científico y riguroso.

Fortea firmará también ejemplares de su obra a partir de las siete de esta tarde en Librería Castillón de Barbastro.

Víctor Castillón explicaba que se trata de un libro publicado hace algún tiempo que recientemente ha suscitado un gran interés a nivel nacional por el tema que trata: la existencia del demonio y los exorcismos.

José Antonio Fortea, en la actualidad arcipreste en Alcalá de Henares, trata en ?Daemoniacum? el tema de las posesiones y los exorcismos desde el punto de vista científico y ofreciendo la postura de la Iglesia Católica.

Fortea insiste en Daemoniacum, en que ?la maldad diabólica de algunos seres humanos a veces parece una patología psiquiátrica, pero la percepción de la realidad permanece incólume, el dominio sobre los propios actos se mantiene, todo indica una persona perfectamente cuerda?.

Para él ?es muy frecuente al encontrarse con actos de profunda iniquidad, achacarlo a enfermedad de la mente, pero la locura y la iniquidad son dos cosas totalmente distintas. La locura tiene su propio camino para llegar a ella, y la iniquidad el suyo. La locura no se cura con vida espiritual y la iniquidad sí?.

Así como los milagros son la prueba de la existencia de Dios, las posesiones demoníacas son la prueba de que existe el demonio, subraya Fortea. ?Los milagros son maravillosos, las posesiones son horripilantes, pero lo uno y lo otro lleva a Dios?.

En este punto, insiste en que hay que acercarse a la lectura del libro con precaución: ?este tratado puede tener consecuencias no deseables en el laico normal y corriente que lo lee por mera curiosidad. Esas consecuencias no deseables pueden ser un miedo hipocondríaco hacia el demonio o por el contrario estimular un malsano interés por lo esotérico.?

Comentarios