Penélope

Cristina Pérez

Debe de ser el síndrome ?Penélope?. Por lo menos es la sensación que deben de tener los ayuntamientos como el de Huesca cuando mandan por la mañana a sus huestes a volver a tejer lo que los gamberros de la noche han deshecho.

Penélope esperaba a Ulises tejiendo ,convencida ,de que al finalizar la labor llegaría a su puerto. Pero en las sombras de la noche deshacía su labor para volverla a empezar. No tenía más sentido que acortar la espera y demostrar a los demás que hasta que mientras la labor estuviera empezada había esperanza. Eso se llega a entender. Pero ¿lo otro?. El hecho de destrozar jardines, setos, papeleras, el hecho de arrancar lo que empieza a nacer, nos hace plantearnos que del gamberrismo al vandalismo hay una sutil línea que alguna noche se traspasa de forma peligrosa.

¿Por qué, qué esperan?, ¿Esperan a Ulises?. Porque esto no hay quien lo entienda. Una noche movida la tiene cualquiera, un tropezón y hasta un momento de ira para dar una patada a una papelera por no desbordar la ira en el compañero. Pero el resto, el resto de actuaciones casi como una norma, hacen que los concejos tengan que destinar un dinero que todos pagamos y que podría ir a parar a cuestiones más inteligentes, a reponer día a día un camino que nunca tiene fin. Imagino la sensación de los empleados municipales , cada mañana, cruzando los dedos esperando que hoy su trabajo no se haya visto machacado por las hordas de habitantes nocturnos que no tienen mayor misión que intentar una y otra vez que por donde ellos pasan, no vuelva a crecer la hierba.

Mientras Penélope tejía Ulises vivía aventuras increibles. Penélope acosada por los pretendientes prometía que al acabar la labor elegiría a uno de ellos. En la noche deshacía su trabajo. La odisea acaba con final feliz porque los amantes se encuentran. Tardó mucho en llegar, pero llegó. A lo mejor hay esperanza para los ayuntamientos y los vecinos. Quién sabe si Ulises está al llegar. A lo mejor en forma de cordura. Esperemos que no tarde mucho.

Comentarios