UPA-Aragón califica de frívola la postura del ministerio ante los problemas de los productores cunícolas

En la reunión mantenida con los responsables del Ministerio de Agricultura, UPA a través de la interprofesional INTERCUN, hizo llegar el malestar existente entre el sector productor debido a los bajos precios que están percibiendo y que actualmente no alcanzan los costes de producción. Si la situación actual persiste en poco tiempo el sector cunicola de Aragón se puede quedar sin productores, ya que además de hacer frente a un importante endeudamiento el sector productor está aportando dinero de su bolsillo para mantener abiertas las granjas. Para UPA-ARAGÓN resulta ?paradójico y escandaloso?, que mientras los productores están cobrando 1,44 euros (239 pesetas) por kilo de conejo, el consumidor paga entre 4, 8 y 5, 5 euros por kilo (800 y 900 pesetas).

UPA-ARAGÓN presentó a través de INTERCUN las posibles soluciones urgentes para solventar a corto plazo la crisis del sector. Entre estas medidas destacan:

Incluir la cunicultura en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (REASS) y dejar de considerarla como una actividad industrial, ya que los cunicultores no obtienen ningún beneficio real por tener esta consideración, pero tributan como industria.

La puesta en marcha urgente de créditos blandos para capital circulante, ya que desde UPA-ARAGÓN creemos que dado el carácter familiar, y por lo tanto la limitación del capital circulante de las explotaciones, las mismas deberían disponer de un sistema de créditos que les permita tener capital circulante en situaciones de crisis para así, por lo menos poder hacer frente a los costes de producción.

Otra medida que debería contemplarse desde el Ministerio para aliviar la situación actual de las explotaciones, es la condonación de por lo menos el pago del primer trimestre de la S.S. y la bajada de los módulos para el cálculo del rendimiento neto.

Creación de campañas de (acción rápida en caso de crisis) promoción de la carne de conejo a través del Ministerio de Agricultura.

Puesta en marcha de un plan de abandono para que los productores que lo deseen puedan optar por una salida digna del sector.

Apoyo del MAPA a la interprofesional cunícola en los principales aspectos que pueden ayudar a solventar la crisis, como son la transparencia de mercado, campañas de promoción y la extensión de norma.

Moratoria en los créditos oficiales tanto para la incorporación de jóvenes como para mejora y la modernización de las explotaciones agrarias. Actualmente, la situación de crisis azota en primer lugar y con mayor crueldad a las explotaciones que están en vías de consolidación y haciendo frente a préstamos.

Establecimiento de medidas que controlen los precios como por ejemplo el doble etiquetado y la intervención en situaciones de crisis.

Estudio individualizado del abandono en el sector cunícola en los últimos cinco años. A su vez se podría realizar un seguimiento de los productores que han abandonado en los últimos cinco por culpa de las crisis e indemnizarles de alguna forma las posibles deudas contraídas, como por ejemplo evitando la devolución de las ayudas percibidas para solventar las deudas.

Los responsables del Ministerio se han comprometido a estudiar la situación una vez que reciban todas las peticiones por escrito. Desde UPA se ve positiva la reacción pero espera que no sea demasiado tarde para el sector, ya que de persistir la actual situación las explotaciones familiares que todavía quedan tienen sus días contados.

Según los análisis realizados por UPA-ARAGÓN, el sector productor de conejos en Aragón ha perdido en los dos primeros meses del año 2002, más de 1 millones de Euros (200 millones de pesetas), es decir que los cunicultores están perdiendo aproximadamente 140.000 euros cada semana.

En la provincia de Huesca, las 124 explotaciones de conejos han perdido 0,17 millones de euros sólo para cubrir los costes de producción.

Para UPA-ARAGÖN esta situación es dramática ya que si no se toman medidas urgentes por la Administración, las 124 explotaciones familiares de conejos existentes en Huesca tienden a su desaparición.

Comentarios