Simbología de la Semana Santa

Oleos, Crisma

El Jueves Santo (u otro día cercano antes de la Pascua) en la Catedral, el obispo, acompañado por los sacerdotes y fieles de la diócesis, bendice o consagra los óleos o el crisma que van a ser la materia de varios sacramentos: el óleo de los catecúmenos, para el bautismo; el óleo de enfermos, para la unción de enfermos; el santo crisma, para el bautismo, la confirmación y las ordenaciones.

Los óleos son de aceite y el crisma mezcla de aceite y bálsamos perfumados. En la cercanía de la Pascua se bendicen los óleos se consagra el crisma para indicar que todos los sacramentos proceden de Cristo Resucitado y que la Pascua es novedad absoluta.

Lavar los Pies

En la Eucaristía vespertina del Jueves Santo se imita el gesto que hizo Jesús en su cena de despedida, dando a sus discípulos una plática lección de servicialidad por parte del que tiene autoridad en un grupo. En la cruz se entregó totalmente. Pero antes quiso hacer este gesto simbólico que repiten ahora el Papa, los obispos y los párrocos en sus comunidades. Porque ellos deben ser signos vivientes del ?Cristo entregado por los demás?

Comer pan y beber vino

Comer pan y beber vino con los demás miembros de la comunidad es el gesto simbólico central que nos dejó Cristo: se repite en cada eucaristía. Este pan es el cuerpo de Cristo entregado por nosotros. Ese vino es su sangre derramada por todos. EL Señor, ahora resucitado nos lo ofrece como alimento para nuestro camino y como signo de unión en la comunidad.

En la Semana Santa hay dos momentos en que esto se realiza con un sentido particular: el Jueves Santo, en la celebración vespertina en que conmemoramos la institución de la Eucaristía, y en la Vigilia Pascual, la celebración principal del año cristiano.

La Cruz

El Viernes, después de escuchar el relato de la Pasión, se hace un gesto muy sencillo y significativo: se presenta la cruz y uno a uno nos acercamos a adorarla como signo de admiración y gratuidad por lo que Jesús hizo por nosotros entregándose a la muerte de cruz y reconciliándose así con Dios.

El Fuego

En la Vigilia Pascual, en la noche del sábado al domingo, se inicia la celebración con una reunión, fuera de la iglesia o en su puerta, en torno a una hoguera. De ahí se enciende el Cirio Pascual. En la oscuridad de la noche es cuando brilla la luz que es Cristo. La cuaresma empezó con ceniza. Ahora la Pascua empieza con fuego, luz, agua, pan y vino.

Color Blanco

Los colores también tienen un sentido simbólico, La Cuaresma se ha celebrado vestida de morado, color serio y austero. Pentecostés, la donación del espíritu, que es fuego y amor, se celebra de rojo. La Pascua que comienza en la Vigilia del Sábado al domingo se empieza a utilizar el color blanco, el color de la fiesta, de la alegría y la pureza pascual.

Comentarios