Alquézar inaugura las pinturas y la iluminación de la iglesia de San Miguel

La iglesia de San Miguel de Alquézar data del siglo XVI aunque sufrió graves daños durante la Guerra Civil, por lo que desde hace un tiempo se vienen acometiendo obras de restauración y rehabilitación de la cubierta del templo, que se muestran al público esta tarde coincidiendo con el oficio del Lavatorio de los pies.

Hace un año finalizaban las obras de rehabilitación que responden a un convenio firmado entre el Ayuntamiento de Alquézar y el Gobierno de Aragón, y ahora se pone el punto final a la restauración de las pinturas y la iluminación del templo, así como a la instalación del nuevo mobiliario e imaginería religiosa procedentes de la colegiata de la villa, tal y como indicaba el alcalde de Alquézar, Mariano Altemir.

Altemir destacaba de forma especial la aportación de 36.144 euros realizada por los vecinos de la localidad para acometer la restauración de las pinturas y la iluminación del templo. Esta cantidad se viene a unir a los 144.578 euros que ha aportado el Gobierno de Aragón para la restauración de la cubierta del templo.

El primer edil señalaba que la iglesia de San Miguel tiene un significado especial para los vecinos de la villa y una importancia arquitectónica muy grande, con una nave central de grandes dimensiones, capillas laterales y sillares exteriores de factura muy cuidada.

La inauguración de las pinturas y la iluminación coincide con la celebración del Lavatorio de los pies, que goza de gran tradición en la localidad, y que va a tener lugar en la iglesia de San Miguel, la misma de la que este Viernes Santo partirá la procesión del Santo Entierro que terminará en la Colegiata de Alquézar.

Patrimonio, religión y arte se entremezclan en la Semana Santa de Alquézar, en cuyo ayuntamiento se inaugura también una exposición de óleos del artista Juan Varea, que tienen como temática paisajes y elementos arquitectónicos de la sierra de Guara.

Comentarios