La Semana Santa Oscense entra en su recta final.

Tan sólo pendientes de la Vigilia Pascual y el Domingo de Resurrección, la Semana Santa 2002 ultima sus horas. El acto público más importante, la procesión del Santo Entierro de este Viernes Santo ha recibido una muy buena valoración tanto de la Archicofradía de la Veracruz como del público asistente.

Después de toda una semana cargada de procesiones y diferentes actos que han congregado a cientos de oscenses y visitantes en las calles de Huesca, la Semana Santa entra en su recta final. El silencio vuelve de nuevo a las calles de la ciudad que se han visto invadidas por cornetas y tambores. Iglesias y parroquias celebran esta noche la Vigilia Pascual a las 23 horas, exceptuando La Compañía y la Catedral que hacen la celebración a las 22 horas.

Este año la Semana Santa ha venido cargada de novedades y cambios en su organización que se han visto reflejados en el grado de participación. La archicofradía de la Veracruz, entidad organizadora de las procesiones, ya ha calificado la experiencia de este año como muy positiva, con un gran ambiente de participación.

Ahora se abre una nueva etapa, en la que el Obispado debe aprobar definitivamente los nuevos estatutos de la Archicofradía. A partir de allí, debe elegirse a la nueva junta y al nuevo mayordomo primero, que por primera vez en la Historia, podría ser una mujer. Es lo que va a ocupar a la Archicofradía en los próximos meses.

Desde la Archicofradía, se ha mostrado su agradecimiento a todas la Cofradías por el buen ambiente y el buen ritmo que se le ha dado este año al Santo Entierro. También se ha destacado la colaboración individual de muchos ciudadanos que han permitido sacar algunos grupos o pasos que antes no salían, como los discípulos, las sibilas o los hachones que velan al Cristo yacente. Se va a estudiar incluso mantener el horario de este año, adelantado a las 7 de la tarde, ya que el público asistente ha expresado ya su preferencia porque el Santo Entierro pueda terminar algo más pronto que en años anteriores.

Comentarios